Gómez Cazarín, con el lodo hasta el cuello

Jibarito
Juan Javier Gómez Cazarín y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Edgar Hernández* 

Las fechorías contra el señor diputado morenista Juan Javier Gómez Cazarín se van sumando, lo tienen al borde de la renuncia… o solicitud de licencia. 

Tras la detención de Fabian “N”, alcalde electo en Lerdo de Tejada, operador político y ente financiero de Gómez Cazarín, queda al descubierto el entramado delincuencial donde se mueve la mafia de la 4T, en tono a la estructura de poder que rodea a Cuitláhuac García Jiménez. 

Jorge Fabian Cárdenas Sosa, “Jorge N”, fue detenido ayer por el presunto delito de secuestro agravado en compañía de Adriana “N”, jefa de la Unidad de Género de la Fiscalía General del Estado, quien también fue a prisión por “Ultrajes a la Autoridad” luego de arañar y golpear a los ministeriales en defensa de su amigo y presunto cómplice. 

El sedicente empresario “Jorge N”, es quien tras la compra del ingenio “San Francisco, El Naranjal”, en la nada despreciable suma de mil millones de pesos olvidó pagar la liquidación a los trabajadores. 

Tampoco se hizo público que en la operación financiera y gestión de compra-venta intervino su compadre Juan Javier Gómez Cazarín, actual Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del estado. 

La mamá de “Jorge N”, fue alcaldesa de Lerdo, el mismo municipio que iba a encabezar el hoy reo a partir del primero de enero luego de una tan abrumadora como sospechosa ventaja electoral donde se denunció compra masiva de voto y la participación comicial de los muertos del panteón de la “Purísima”. 

El procesado penal con expediente 398/2021 tendrá muchas historias tendrá por contar. 

Su participación en el secuestro de conocido empresario, sus ligas con el crimen organizado y los negocios con Gómez Cazarín, quien también en otro momento se vio inmiscuido en la compra de “Coyame”. 

Meses atrás la columnista Claudia Guerrero reveló que “uno de los prestanombres de Gómez Cazarín en turbios negocios ilegales como constructoras, inversiones en maquinaria y hasta la empresa refresquera Coyame, era Rubén Darío Carrasco”. 

Darío Carrasco siempre fue opositor y crítico de Cuitláhuac y López Obrador, un pobre diablo hasta que se asoció con el diputado hoy enlodado. 

Más lodo. 

Evidencias muestran que Gómez Cazarín tiene vínculos empresariales con el propietario del Club de Futbol Sosca F.C cuyo dueño ¿adivine usted quién es? pues ni mas ni menos que el hoy indiciado “Fabian N”, ligado al Cartel de la Zona Cañera de Lerdo. 

“Sosca F.C.” participa en la tercera división profesional con una inversión de cercana a los 100 millones de pesos. 

Y en la suma de fechoría habría que regresar a la memoria la elección del pasado 6 de junio en la que se presume que Cazarín, diputado plurinominal impuesto pasando por encima de OPLE, no solo participó en la compra del voto, sino en la integración de brigadas de choque en la zona de los Tuxtlas para inhibir la participación ciudadana. 

Ha sido asimismo relacionado con temas de secuestro y delincuencia organizada y de imponer a su padre como alcalde de Hueyapan de Ocampo por sus huevos. 

Igualmente está ligado con otra alcaldesa en la mira. 

Se trata de Lizzete Álvarez, alcaldesa electa de Alvarado citada por el propio Cuitláhuac García por sus vínculos delincuenciales, cabeza del grupo de secuestros exprés. 

De Lizzete se espera que en los próximos días estalle la bomba. 

A todo ello, el “nervios” de Cuitláhuac García a quien todo le encabrona, ya no sabe para dónde hacerse. 

La defensa en favor de Gómez Cazarín deja, sin embargo, entrever graves vínculos de ligas criminales con las altas esferas del poder aldeano de las cuales es impensable creer que el gobernador no estuviera enterado. 

¿Cómo no estar enterado de las alianzas inconfesables del “Bola 8” así como sus modos de “convencer” a los opositores por la vía de las amenazas, violencia y muerte? 

De hecho, él debió palomearlas. Es el gobernador. 

Ello sin tomar en cuenta escándalos como el sucedido a principios del año pasado al darse a conocer las ligas de la Fiscal General del estado, Verónica Hernández Giadans con los “Zetas” a través de su prima hermana Guadalupe Hernández Herviz, en donde el gobernador guardó silencio. 

Ya mismo lo de “Fabian N” destapa la caja de pandora en donde si el propio Cuitláhuac quien salvar la cabeza tiene que degollar a la que sobresale, Juan Javier Gómez Cazarín. 

Tiempo al tiempo 

*Premio Nacional de Periodismo 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.