Othón Hernández Candanedo trata a Bingen Rementería como si fuera una Ana Miriam Ferráez; está por los méritos de su padre, no por los propios

Othón Hernández Candanedo sabe que Bingen es el equivalente de Ana Miriam Ferráez en Morena
Othón no permite la palabra a su compañero de bancada Bingen Rementería

Los méritos de Othón Hernández Candanedo para ser coordinador de los diputados del PAN en el Congreso de Veracruz son muchos. No sólo realizó una buena administración municipal en Misantla, sino que además llevó a cabo una campaña ardua que le dio el derecho a ser diputado en la presente legislatura. No se puede decir lo mismo de Bingen Rementería, quien está en el Congreso de Veracruz porque así lo negoció su padre con Joaquín Guzmán Avilés y con los propios morenos.

Pero, ¿cuáles son los méritos de Bingen Rementería? No los tiene y Othón Hernández Candanedo lo sabe. Tan lo sabe que Othón se puede dar el lujo de no permitirle la palabra a su compañero de bancada, incluso arrebatarle el micrófono ante el riesgo de que el junior fuera a “regar el tepache”. Othón Hernández Candanedo sabe que Bingen es el equivalente de Ana Miriam Ferráez en Morena. A la diputada, miembro del Cártel de Avanradio prefirieron ponerle un bozal para que no hablara, no fuera a declarar otra de sus babosadas, como esa de la implementación de un toque de queda para que las mujeres veracruzanas no salieran por las noches y así evitar ser violentadas.

Tan poca cosa vale como diputado Bingen Rementería, que en lugar de indignarse o mostrar coraje por el gesto que su compañero de bancada, hasta le agradeció que no le permitiera regarla.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.