Sedesol, la primera baja

Sedesol
Comparecencia del Secretario de la SEDESOL Guillermo Fernández Sánchez ante diputados de la LXVI Legislatura de Veracruz con motivo de la Glosa del Tercer Informe de Gobierno FOTO: MIGUEL ÁNGEL CARMONA/FOTOVER
- en Opinión

Luis Ramírez Baqueiro / 

“El peor fracaso es la pérdida del entusiasmo.” – H.W. Arnold.

Tras la comparecencia del Secretario de Desarrollo Social, Guillermo Fernández Sánchez ante los integrantes de la Comisión Permanente de Desarrollo Social de la Sexagésima Sexta Legislatura, los veracruzanos esperaríamos la primera baja dentro del equipo del Gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

El trabajo desarrollado por los legisladores de oposición cumplió con el papel y criterio esperado de las fuerzas políticas que son minoría.

Su desempeño en la comparecencia, ofrecen seriamente una bocanada o un respiro de esperanza de que no todo es mayoría, y de que no todo lo que se dice está haciendo la 4T está bien realizado.

Los señalamientos esgrimidos por el diputado local del PRI, Marlon Eduardo Ramírez Marín muestran la actitud de un legislador comprometido con su representación, esa, que demanda un trabajo profundo y a fondo de sus representantes.

Ramírez Marín desarmó y dejó en evidencia a un funcionario trasnochado, perdido en la utópica idea que ser funcionario de gobierno es actuar con aparente honestidad y bajo perfil, cuando, por el contrario, se debe ser un perro de caza en su área de conocimiento.

Mal preparado, mal asesorado, con desconocimiento sobre lo que es el desarrollo social, dotado de una especie de curso propedéutico, en el que le llenaron de información sin saber porqué es necesario y vital dotar con un piso de tierra a una familia.

Seguramente, el funcionario pensará que, al ponerle piso a la vivienda, eleva la plusvalía de la vivienda, sin tomar en cuenta que el realizar acciones como esa, van más allá de esa falaz salida.

Resolver la pobreza desde una dependencia como la Secretaría de Desarrollo Social es mucho más que gastarse el presupuesto en la entrega de apoyos a familias en padrones de beneficiarios, a los que después, seguramente, les exigen apoyar a la 4T, so pena de dejar de recibir los recursos públicos destinados para ellos.

Las cifras de pobreza en Veracruz no son cifras alegres, son la suma de una problemática olvidada por muchas administraciones municipales, estatales y federales, que encontraron en dicha condición un mercado para cooptar votos a favor de determinado proyecto político.

Si lo confirmado por Ramírez Marín a través de los portales de transparencia son o no ciertos, el hecho en sí mismo, sería suficiente para apartar de su encargo al responsable, quien evidentemente no sabe, ni quienes le colaboran, ni en qué y cómo se gastan el recurso público.

Esperemos que el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en la sensatez que caracteriza realmente entienda que amputarse un mal funcionario, lo engrandece más que desdorarlo, pues, de nada le sirve tener un pelele al frente de tan crucial área de su gobierno.

Sextante

Ahora que el presidente municipal electo de Xalapa, Don Ricardo Ahued Barcahuil se ha reunido con el alcalde saliente, le enteramos que nos llegó un correo de los amables lectores de este espacio, quienes habitan sobre la Avenida Montes de Xalapa muy cercanos al entronque con la Avenida Rebsamen.

Los vecinos señalan que existe en la zona un lote el cual sufrió un deslave desde el 13 de agosto, tras el paso del Huracán “Grace” el cual invadió la banqueta y la calle Montes de Xalapa, provocando que la vialidad de la avenida se reduzca al paso de una sola unidad vehicular.

Lo grave del tema es que aun cuando el tema lleva meses de haberse suscitado, y de haber sido reportado, pues cuenta con cinta puesta por elementos del área de Protección Civil Municipal, no se ha hecho nada por remediar el problema.

La gente debe bajarse la calle para transitar exponiéndose al paso de las unidades vehiculares, el riesgo de que el deslave se agrave es latente, pero lo peor, la indiferencia de las autoridades municipales –no tiene madre- es la que mortifica a los vecinos.

Seguramente la autoridad espera que ocurra una tragedia para entonces acudir a remediar el problema. Ojalá Don Ricardo Ahued tome nota de esta clase de detalles, que son motivo suficiente para sancionar a quienes resulten responsables de tan poco profesional actitud.

Al tiempo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.