Dice Joaquín Guzmán Avilés que el PAN no debe ser de una sola familia; claro, como él quiere compartirlo en amasiato con Morena

Guzmán
Joaquín Guzmán Avilés busca nuevamente la dirigencia del PAN en Veracruz FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

Dice Joaquín Guzmán Avilés que el Partido Acción Nacional no debe ser patrimonio de una sola familia. Por supuesto, cada que “El Chapito” se refiere a familia, está hablando de los Yunes, a quienes su amigo el gobernador de Veracruz considera acérrimos enemigos. Le preocupa a Guzmán Avilés la presencia de los Yunes en la contienda interna del PAN porque él quiere el partido para sí mismo, para tenerlo como moneda de cambio cada que los de Morena se le acerquen para negociar.

Una vez que se dieron los resultados de las elecciones del 6 de junio, quedó claro que las posiciones que peleó y gano Guzmán Avilés para los suyos, terminaron en manos de Morena; ese era el trato. Dice Joaquín Guzmán Avilés, quien busca reelegirse en la dirigencia estatal del PAN: «En la historia del PAN jamás se había visto dividido el grupo legislativo, vimos cómo se dividió, esto es lo que queremos evitar, que en el PAN haya divisiones, en el PAN no hay grupos, no hay personas, no hay familias».

Se le olvida al Chapito que esa división la originó él y sus diputados, todo por el entreguismo del dirigente al partido de Cuitláhuac García. Pregona y pregona Guzmán Avilés, como si ese fuera su estandarte de guerra, que son los Yunes los que se quieren adueñar del partido; pero los hechos muestran que es él quien quiere adueñarse del PAN, pero no para beneficio de sus militantes, sino para provecho de los morenos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.