La “fastuosa” boda que raspó a Sheinbaum y Ebrard

Ebrard
Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum FOTO: WEB
- en Opinión
*¿El frívolo Gutiérrez Luna será absuelto por AMLO?
*Se van dos diputadas del PRD a Morena y una priista

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / SI SE pudieran medir las secuelas de la apresurada sucesión presidencial del 2024, alguien diría que Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard van uno a uno, pues ambos perdieron a dos cercanos tras la fastuosa y poco austera boda de Santiago Nieto Castillo en la Antigua, Guatemala. La primera debió sacrificar a su eficiente y guapérrima Secretaria de Turismo, pieza clave en el Gobierno de la Ciudad de México, Paola Félix Díaz, pero a Ebrard le sacrificaron una pieza clave: al propio Nieto Castillo con quien llevaba una relación cercana, y ahora tendrá que lidiar con su archienemigo, el ex Senador Pablo Gómez Álvarez en la Unidad de Inteligencia Financiera, un funcionario que se dice, es incorruptible, aun cuando gran parte de su familia ocupa cargos importantes en varias áreas del Gobierno capitalino y Federal. Gómez y Ebrard traen un enfrentamiento que se acrecentó durante la sucesión en la CdMex en 2006, cuando el segundo arrebató la candidatura al primero, a pesar de que este encabezaba las preferencias. Ahora que no todos los asistentes a la fastuosa boda de quien traicionó a la austeridad republicana de AMLO han sido pasados por las armas, como la ex secretaria de turismo capitalina y el ex titular de la UIF. Y es que, aunque se trate de otro poder distinto al Ejecutivo pero supeditado a este, el Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Federal de diputados, el frívolo legislador que se dice de Minatitlán, Sergio Carlos Gutiérrez Luna también acudió al enlace, y que se sepa no ha mostrado si lo hizo con sus propios recursos o con los de la cámara baja, porque a la fecha prefirió agazaparse ante la tormenta. El diputado, por lo tanto, estaría obligado a mostrar el boleto de avión que lo traslado a Guatemala y la forma de pago, porque de lo contrario habría incurrido, también, en una traición al Presidente Andrés Manuel López Obrador que muy pronto ha comprobado como sus colaboradores le siguen la corriente, pero en los hechos continúan inmersos en las mismas prácticas de los llamados conservadores y neoliberales, a los que culpa de todos los males habidos y por haber en el País.

PERO VIÉNDOLO con serenidad, Santiago Nieto Castillo no cometió ningún delito al pagarse una boda del tamaño que fuere, siempre y cuando lo hiciera con sus propios recursos. No hay que olvidar que el, ahora, ex titular de la Unidad de Inteligencia Financiera es un abogado, académico y jurista que ha ejercido puestos importantes, como el de titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales, unidad adscrita a la Procuraduría General de la República, y posteriormente fue titular de Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero independiente de esos puestos a desempeñado diversos cargos en el Poder Judicial de la Federación, entre estos, Secretario Técnico en la Secretaría Ejecutiva del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, Secretario Técnico en el Instituto de la Judicatura Federal, Secretario de Estudio y Cuenta y Jefe de Unidad de Investigación y difusión en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y Magistrado Presidente de la Quinta Circunscripción Plurinominal con sede en Toluca, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y también en la administración pública centralizada sirvió como asesor jurídico en el Consejo Local del extinto Instituto Federal Electoral en el Distrito Federal de 1997 al 2000. En el área legislativa, entre 2000-2003 ejerció la coordinación de asesores de la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, y la lista es larga, además de que proviene del más rancio priísmo, al que abandonó para perseguir a Emilio Lozoya Austín, pero el entonces Presidente Enrique Peña Nieto le amarró las manos al respecto.

LO GRAVE es que al Presidente Andrés Manuel López Obrador le purgan eventos como el de Santiago Nieto, porque quiere una nación de pobres que dependan de su mano benefactora, y en ese tenor vio la oportunidad de deshacerse de un ex priista neomorenista que fue a parar a su partido movido por la traición al “tricolor”, cuando le prohibieron perseguir a los aliados del, entonces, Gobierno Federal, situación que podría repetir en MoReNa, sobre todo contra los hermanos del Presidente López Obrador cuyas faltas han sido perdonadas una y otra vez, además de que nadie los investiga tras las evidencias de recibir dinero cuya procedencia se ignora, pero que no tienen origen fiscal. Nieto, se quiera o no aceptar, era un peligro para MoReNa, pues no hay que olvidar que su ahora esposa Carla Humphrey, lo fue del panista Roberto Gil Zuath, quien fungiera como secretario particular de Felipe Calderón, el enemigo jurado de AMLO, y actualmente se desempeña como consejera del Instituto Nacional Electoral (INE), cargo en el que estará hasta 2029. En ese tenor, al presidente que quisiera controlarlo todo, hasta esas bodas le son incómodas. Lo que siempre quedará en duda es: ¿para quién o quiénes eran los 35 mil dólares encontrados a la, ahora, ex secretaria de Turismo de la CdMex y cuál es su origen?, un caso similar al de los hermanos López Obrador filmados recibiendo dinero cuyo origen y destino jamás lo han explicado, porque cuando se trata de los de adentro, la opacidad campea.

*****

DICEN QUE la Fiscalía Estatal, amalgamada con el Órgano de Fiscalización Superior del Estado y el Poder Judicial, son los brazos ejecutores de MoReNa en el solar veracruzano, pues desde esas instancias se controla la vida política del Estado mediante amenazas a los actores políticos que terminan sucumbiendo y entregando su amor al Movimiento de Regeneración Nacional. Por ello no debería sorprender la falta de integridad de algunos cuadros perredistas en Veracruz, pues se trata del costal del que proceden las principales figuras de MoReNa, los mismos hábitos, las mismas ambiciones y mañas. Y es que, a 3 días de haber tomado protesta, las dos diputadas locales plurinominales del Sol Azteca, como chapulines pegaron el salto al movimiento amlista. Se trata de Lidia Irma Mezhua Campos, hermana de Juan Carlos Mezhua, alcalde de Zongolica (a quien su pariente busca salvar de los efectos del Orfis y de la FGE que ya le siguen los pasos por presunto peculado), y de Perla Eufemia Romero Rodríguez, hija de Marcos Romero, ex alcalde de Papantla (en iguales circunstancias que Juan Carlos Mezhua). Hay quienes dicen que a Lidia Mezhua le llegaron al precio, o negoció que a su hermano, el actual alcalde de Zongolica, Juan Carlos le disculpen los pecadillos habidos y por haber en la cuenta pública. Y en el caso de Perla Eufemia Romero Rodríguez, que hija del ex alcalde de Papantla y, al parecer hermana del actual la usaron para lo mismo. La que se va por frívola y convenenciera y deja el PRI que tanto decía defender, es la potranquita Damara Gómez, quien aparece en una foto con la Secretaria de Energía Roció Nahle y comenta: “Muy agradecida con nuestra queridísima Ministra de Energía, una gran mujer, preparada, con oficio político, sensibilidad con la ciudadanía y de excelentes resultados (¿más mezcla maistro?) Rocío Nahle por esta grata reunión, con mucho compromiso para México, y para seguir engrandeciendo a Veracruz, es necesario que las mujeres y los hombres nos unamos para coadyuvar con los proyectos de nación. El compromiso con nuestro país nos debe de unir”. Vaya cachaza. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.