Sigue adelante la maquinaria de rencor de López Obrador; ahora va tras Ricardo Anaya. FGR pedirá prisión preventiva en su audiencia

Anaya
Ricardo Anaya FOTO: WEB

Ricardo Anaya debió presentarse hace unos meses en audiencia ante un juez del Reclusorio Norte. Sin embargo, logró que su audiencia se postergara para este lunes 8 de noviembre. Ricardo Anaya es acusado por el testigo estrella de la Cuarta Transformación, Emilio Lozoya, quien por cierto no ha podido presentar pruebas de sus dichos. En su declaración ante la FGR, Lozoya aseguró que Ricardo Anaya, como coordinador de la bancada panista de la Cámara de Diputados en 2013 y 2014, negoció con Luis Videgaray una fuerte cantidad de dinero para aprobar la Reforma Energética de Peña Nieto.

«Quiero aclarar que no se trató de una negociación, sino que claramente fue una extorsión ejercida por parte de ellos hacia mi persona con la finalidad de que se aprobaran las reformas estructurales influenciadas por Odebrecht y otras empresas extranjeras». Los dichos de un sujeto desesperado como Lozoya, quien busca evadir su responsabilidad en los sobornos de Odebrecht y de Altos Hornos de México, son suficientes para López Obrador, quien utiliza a la FGR para acusar a Ricardo Anaya por los delitos de cohecho, lavado de dinero y asociación delictuosa.

Es por ello que, en su audiencia de este lunes, la FGR pedirá prisión preventiva para Ricardo Anaya, en caso de que se presente a su audiencia en el Reclusorio Norte. Seguramente Anaya, ante esta advertencia, no se presentará, por lo que terminará siendo un prófugo de la justicia, porque la medida de prisión preventiva, sí se la aplicarán.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.