Emilio Lozoya, criminal confeso y testigo VIP de la 4T, puede ir a donde se le pegue la gana, con tal que no abandone la CDMX

Lozoya
Emilio Lozoya Austin FOTO: WEB

Una gran polémica la que se originó tras la publicación de las fotos de Emilio Lozoya cenando en un restaurante de lujo en la Ciudad de México. Lourdes Mendoza, quien tiene demandado a Lozoya por daño moral, pues el exsecretario de PEMEX aseguró que Luis Videgaray le había regalado a Lourdes Mendoza un costoso bolso de Chanel par congratularse con ella. Emilio Lozoya Austin está vinculado a proceso por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho, en calidad de autor material y cometido con dolo dentro del caso Odebrecht, así como por lavado de dinero en la causa penal de Agronitrogenados.

Emilio Lozoya Austin es un criminal confeso. Pero como se puso a las órdenes de la FGR, la Fiscalía de la 4T le otorgó el beneficio de criterio de oportunidad. Es por ello que Emilio Lozoya puede ir a donde se le pegue su regalada gana; siempre que no salga de la CDMX.

Señala la revista Proceso sobre el caso: «Las únicas medidas cautelares que enfrenta desde el 28 y 29 de julio son la portación de un brazalete electrónico, la obligación de “firmar” cada 15 días –aunque por la pandemia puede hacerlo vía correo electrónico– y la imposibilidad de abandonar la Ciudad de México mientras continúe sometido a proceso penal». Ya lo dijimos, Emilio Lozoya, exdirector de PEMEX en el gobierno de López Obrador, es un testigo VIP.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.