Qué pueden hacer los padres ante los crecientes casos de grooming

Grooming
El grooming se da cuando una persona se pone en contacto con un niño, niña o adolescente con el fin de involucrarle en una actividad sexual. Grooming implica hablar con el niño y formar una relación u otro vínculo emocional con ellos. Esto se produce antes del acoso sexual. Pueden engañarles y hacerles pensar que están en una relación segura. Por tanto, los niños no saben lo que está pasando o creen que no tienen otra opción FOTO: WEB
- en Carrusel, Nacionales

Ciudad de México. El grooming se da cuando una persona se pone en contacto con un niño, niña o adolescente con el fin de involucrarle en una actividad sexual. Grooming implica hablar con el niño y formar una relación u otro vínculo emocional con ellos. Esto se produce antes del acoso sexual. Pueden engañarles y hacerles pensar que están en una relación segura. Por tanto, los niños no saben lo que está pasando o creen que no tienen otra opción.

Los groomers pueden usar teléfonos móviles, redes sociales e internet para comunicarse con los jóvenes, y suelen pedir a los niños que mantengan su relación en secreto. Antes de que el criminal proponga quedar en persona, el proceso de grooming puede durar meses. El grooming online es un tema difícil de tratar con los niños, pero puedes usar algunas herramientas e ideas para ayudarles a reconocer cuando estén en peligro y tomar las medidas apropiadas.

¿Cómo mantenerlos a salvo del grooming?

Los niños ahora pueden comunicarse con cualquier persona, ya sean amigos o desconocidos, de cualquier parte del mundo en minutos, gracias a las redes sociales, juegos online y aplicaciones de mensajería instantánea. Esto puede ser beneficioso para muchas personas que se sienten solas, pero también pueden verse expuestas al grooming.

Aunque los acosadores online deben ser un motivo de preocupación, sobre todo para los más jóvenes, lo vital es recordar que puedes reducir los riesgos de exponerse al grooming online. Puedes hacerlo facilitando a tu hijo información que necesitan para tomar mejores decisiones en internet.

En primer lugar, el mejor método de tratar el grooming es prevenirlo. Asegúrate de que tu hijo esté bien informado, configure los ajustes de privacidad en las redes sociales y entienda que puede acudir a ti si se siente amenazado o asustado. Enseña a tus hijos cómo estar seguros en internet siguiendo las siguientes pautas:

  1. Confidencialidad de los datos

El nombre, la edad, el género, el número de teléfono, la dirección de casa, el nombre del colegio y las fotos son ejemplos de información privada que solo deben compartir con personas que conozcan en persona.

  1. Configurar los ajustes de privacidad

Pasad tiempo juntos revisando las opciones de privacidad. Los ajustes predeterminados suelen estar abiertos al público y por eso deben modificarse de manera acorde. Te daremos algunos consejos sobre cómo configurar los ajustes de privacidad de las principales redes sociales.

  1. Revisa las apps, juegos y páginas que utiliza tu hijo

Tú mismo utilizas redes sociales, pero puede que te interese saber qué aplicaciones suelen utilizar, o quieren usar, los niños. Créate cuentas y úsalas para seguir la actividad de tu hijo en internet. Y aunque a tus hijos les guste Snapchat o Instagram, también pueden usar otras plataformas de redes sociales dirigidas a niños.

  1. Que conozcan sus amistades

Diles que deben tener cuidado con las cosas que comparten en internet. Recuérdales que, si una persona que conocen en internet parece amable, podrían no ser quien dicen ser.

  1. Anímalos a que hablen las cosas

Si tu hijo está asustado o incómodo con algo que ve en internet, lo mejor que puede hacer es hablar con un adulto en quien confíe. También puedes recomendarle usar una línea telefónica de ayuda a niños.

  1. Utiliza una app de control parental invisible

Hay muchas apps y herramientas que limitan, filtran y monitorean la actividad en internet. Tendrás que determinar, como familia, si este es el mejor método para vosotros, teniendo en cuenta la edad, madurez y necesidades de privacidad de tu hijo.

  1. Aprende sobre los juegos

Hay personas que se dedican asustar a otros jugadores a propósito en juegos como Minecraft o Roblox. Ha habido muchas denuncias en juegos multijugadores de que hay jugadores que utilizan un lenguaje ofensivo, acosan y hacen grooming. Por tanto, tu hijo debe saber cómo puede denunciar este tipo de acoso y acudir a ti si hay algo que les preocupe.

¿Cómo hablar con tu hijo sobre el grooming online?

El grooming puede ser un tema difícil de hablar con tus hijos, pero las recomendaciones de abajo te pueden ayudar. Lo siguiente consejos te pueden resultar útiles para hablar con tu hijo sobre el grooming online.

  1. Que confíe en ti

Diles que estás ahí para ayudarlo si tiene algún problema en internet y que puede acudir a ti si quiere consultar algo.

  1. Habla sobre las relaciones y conexiones en internet de manera abierta

Averigua qué sitios suele visitar, cómo interactúa y qué información difunde con sus amigos de internet. Asegúrate de que entienda que tener muchos amigos en internet no tiene por qué ser algo bueno.

  1. Ayúdale a unirse a debates online sobre el tema del grooming con otros adolescentes

Los adolescentes pueden creer que te estás entrometiendo en su vida privada si interfieres en sus redes.

  1. Explícale lo que es la suplantación de identidad

Explica por qué un adulto que se hace pasar por otra persona en internet querría contactar con un niño.

  1. Asegúrate de que aprenda a estar seguro en internet

Habla del grooming y del peligro de encontrarse a agresores en internet. Dile que no hable con desconocidos por privado ni les de información personal. Defínele qué es la información personal.

De todos los consejos y recomendaciones para ayudar a tu hijo a evitar el grooming, el método más efectivo es una app de control parental invisible. Las aplicaciones de control parental ofrecen a los padres más autoridad sobre sus hijos. Puedes usar estas apps para ver con quién interactúa tu hijo y en qué foros participa, entre otras cosas.

Hay muchas apps de control parental invisible. El programa de control parental de Xnspy te proporciona amplia información sobre la actividad de tus hijos en internet y también podrás hacer seguimiento de su actividad. Recomendamos este programa porque es fácil de usar, es asequible y, lo más importante, incluye todas las funciones de control parental necesarias para mantener a tu hijo a salvo del grooming online.

A continuación tienes algunas de las funciones de Xnspy:

Ver registros de llamadas: Controla el historial de llamadas, incluido la duración, la fecha y la hora de la llamada.

Leer mensajes de texto: Podrás ver todos los mensajes de texto sin interrupción, o puedes guardar la conversación en un servidor seguro.

Accede a chats de apps de mensajería: Controla los registros de llamadas, conversaciones, chats de grupos y cualquier material que se comparta, incluido fotos y vídeos, de apps de mensajería como WhatsApp, Skype, Facebook, Tinder, Skype, Viber, Line, Skype y Kik.

Rastreador de posición GPS: Rastrea todas las actividades, como la ubicación GPS, tanto online como offline. También podrás ver el historial de ubicación, que incluye la hora, la fecha y las direcciones.

Controla la navegación web: Conoce su actividad en internet, aunque elimine el historial de navegación. Esta herramienta espía para Android también te permite ver todas tus páginas web guardadas.

Controla los archivos multimedia: Echa un ojo a cualquier material multimedia en el dispositivo controlado, incluido pantallazos, fotos de la cámara, vídeos e incluso contenido compartido.

Con la función de seguimiento de redes sociales de Xnspy, podrás rastrear las conversaciones, las fotos compartidas e incluso vídeos de las redes sociales de tus hijos.

Xnspy es la mejor app para echar un ojo al teléfono de tu hijo, sobre todo en el uso de las redes sociales. Por un módico precio al mes, puedes usar la app de control parental invisible Xnspy para controlar Facebook, Instagram, WhatsApp, LINE y otras aplicaciones de mensajería instantánea.

Para finalizar, siempre habrá alguien que comunique sus intenciones, ya sea su deseo por obtener información privada o algo más nefasto. Puede ser tan descarado como pedir datos sobre la tarjeta de crédito o una fotografía o tan discreto como contarle algo personal y luego pedir algo íntimo a cambio. Enseña a tus hijos a reconocer estas líneas rojas, que acudan a ti o alguien en quien confíen para ayudarles y alejarse si se sienten incómodos, independientemente de la situación.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.