“Teorías de conspiración”, pero en realidad, el pueblo ya se cansó de López Obrador

Conspiración
Andrés Manuel López Obrador recibiendo quejas de afectados por el huracán Grace en Puebla FOTO: WEB
- en Opinión
*Cuitláhuac García pretende evadir desfalcos en la Cuenta Pública 2020 en Veracruz

Claudia Guerrero Martínez / El honesto Cuitláhuac García salió mal librado en la Cuenta Pública 2020, como ha ocurrido en la del 2019. El plan de “Cómo destruir a Veracruz” se llevó al pie de la letra, pues el “Honesto” Gobernador de Veracruz superó todas las expectativas de ser inoperante, incongruente, mentiroso y hasta ladrón.  Y el presidente Andrés Manuel López Obrador, otro engaña-bobos de seguidores, quienes bajo el cobro de una beca o programa social, siguen defendiendo a este cínico mandatario federal, pero además, permite que sus familiares y Gabinete hagan negocios personales con el erario propiedad de los mexicanos.

Y el pueblo sabio está cansado. Donde vaya López Obrador, hay encono, malestar, recriminaciones por su falta de cumplimiento de promesas y se abruma con tantas quejas. Quienes lo apoyaron en su proyecto de la 4T, ahora están arrepentidos. Un ejemplo reciente, este domingo en Huauchinango, Puebla.

Durante su visita a Veracruz y Puebla para dar informes sobre la entrega de apoyos a damnificados por el Huracán Grace, mismo, este suceso ocurrió hace más de un mes, en el evento organizado por el gobierno poblano fue interrumpido por damnificados de Tlaxcala, Hidalgo, Veracruz y de Puebla, exigiendo ser censados, pues alegan que el gobierno federal está engañando a los afectados y muchos no fueron tomados en cuenta.

A gritos, en un evento fuera de control, el presidente López dijo: “¿Me van a dejar hablar… Me van a respetar?”, mientras los filtros de control se rompían y centenares de personas acercándose a López Obrador y no precisamente con buena actitud. La gente mostró que los engaños, cansan.

En Huauchinango, Puebla, al ingresar por la fuerza al auditorio donde estaba programada la reunión con el presidente, ésta fue un desastre y López Obrador no quiso atender a los damnificados, ni le gusta que haya reclamos, cuando su función y encomienda es atenderlos. Al señor no le gusta que los ciudadanos le exijan ponerse a trabajar, ni que le demuestren con pruebas, ser un inepto, desenfadado y cínico.

Otro ladrón, Cuitláhuac García Jiménez, quien no puede solventar la Cuenta Pública 2020, un presunto daño patrimonial por más de mil 880 millones de pesos y fue un récord de mil 994 observaciones, pues los honestos, además de ser tontos, piensan que el manual de gobierno y las normas gubernamentales, se pueden saltar, cuando no razonan ser recursos públicos federales.

Delia González Cobos entregó el Informe de la Cuenta Pública 2020, pues los términos fatales la obligaron a hacerlo, de lo contrario, le caería una responsabilidad administrativa. Lo interesante es que en este Informe, no se reportó el total de obras y recursos, omitiendo también obligaciones.

Mientras, la Cuenta Pública 2019 en el Poder Ejecutivo es un engrudo. Avasallante la forma tan burda y de principiantes, en la gestión y administración de recursos ejercida por “Los Honestos” y por eso, se espera la renuncia de algunos secretarios de despacho en diciembre de este año. Y si tenemos suerte, también la de Cuitláhuac García.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.