¿Qué haría usted si va por la carretera y ve a un grupo de migrantes a pleno sol, con niños, cansados y sedientos? ¡Ni se le ocurra darles un aventón!

Migrantes
Migrantes haitianos en México FOTO: WEB

Jesús de León tomó el finde semana su camioneta y salió de San Fernando con rumbo a Reynosa, Tamaulipas a comprar una medicina. En el camino se encontró a un grupo de haitianos que caminaban a pleno sol. A Jesús de León le dio compasión por esas personas. «Los mira uno con niños, cansados y ya nada más se arriba uno a ayudar, a ofrecerles un bote de agua», dijo Jesús de León quien subió a algunos migrantes a su camioneta y los condujo a Reynosa. No sabía Jesús de León que estaba cometiendo el delito de tráfico ilegal de migrantes, un delito que es penado con varios años de cárcel.

Esta persona fue detenida y acusado de ese delito, por lo que pasó unos días en prisión. Afortunadamente se comprobó que Jesús de León actuó de buena fe, pues no tuvo intenciones de lucrar con los migrantes. «Vamos a seguir tratando de ayudar a las personas en lo que se pueda», dijo esta persona que vio el sufrimiento de los migrantes haitianos que siguen avanzando hacia la frontera con los Estados Unidos.

Vale mencionar que, de acuerdo con los especialistas, «el tráfico ilícito de migrantes, es decir, el traslado irregular de personas a través de una frontera internacional constituye una de las actividades criminales más lucrativas del mundo». Así que ya sabe, si se le conmueve el corazón por ver a migrantes haitianos caminando a pleno sol en carretera, deles agua, comida, consuelo, pero no se le ocurra subirlos a su vehículo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.