¡Shht, shht, señor presidente! Ya que anda invitando a gobernadores a su gabinete, ¿por qué no se lleva al de Veracruz?

Clases
Andrés Manuel López Obrador y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / El fin de semana el presidente López Obrador empezó invitando al gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, a que se sumara al servicio exterior mexicano como embajador de México en España; para que restablezca a plenitud las relaciones con la madre patria. En una de esas Quirino Ordaz consigue que el gobierno español se disculpe por el tema de la Conquista. Este domingo el presidente de México estuvo de visita en Nayarit, donde por cierto habló maravillas del gobierno de Antonio Echevarría García: “Si yo fuese Nayarita y me preguntaran qué fue lo mejor que hizo el gobierno actual, el gobierno de Antonio Echevarría yo diría nos dio seguridad, nos devolvió la tranquilidad a Nayarit. Nayarit tuvo la suerte de contar con un buen gobernador en estos seis años, cuatro, porque hasta eso lo limitaron, a mí también me están quitando dos meses”. Por cierto, tanto Sinaloa como Nayarit son dos estados que en adelante será gobernada por Morena. El presidente entonces hizo la invitación: “Ha sido tan bueno el trabajo de Toño que estoy pensando, nada más quiero que me den tiempo porque luego empiezan a presionar, y con razón, porque ese es el trabajo de un buen periodista, empiezan a decir y en donde, voy a invitar a Toño a que nos siga apoyando en el gobierno federal”. ¡Shht, shht, señor presidente! Ya que anda muy invitador, por qué no se da una vuelta a Veracruz e invita a su pupilo Cuitláhuac García y lo hace embajador en Afganistán o en Liberia o en la República de los Cocos. Digo, los veracruzanos se lo vamos a agradecer.

Dice López-Gatell que el presidente sigue respaldando su actuar. Desmiente supuesta carta de renuncia y asegura que él no es un apestado

Hace unos días se dio a conocer una tercera carta de renuncia de Hugo López-Gatell, el fallido subsecretario de Salud, renuncia que supuestamente el presidente López Obrador no le aceptó, pues no estaba dispuesto a reconocer que había fallado en el manejo de la pandemia en México. La carta anotaba palabras textuales del propio López Obrador, dictadas al periodista Alejandro Aguirre, por uno de los testigos presenciales. Ante esta revelación el propio Hugo López-Gatell tuvo que salir a desmentir que haya renunciado por tercera ocasión; según él no ha renunciado ninguna vez: “No renunciaré ni he renunciado. No tengo duda que el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue respaldando mi actuar”. Está muy seguro López-Gatell del respaldo de López Obrador, incluso después de su última pifia. Al subsecretario de Salud, encargado de la pandemia en México, dijo que no estaba bien desviar vacunas a menores de edad amparados, porque el menor le quitaría la oportunidad de vacunarse a un adulto. En el artículo periodístico sobre la supuesta renuncia de López-Gatell también se refirieron a la mala relación que hay entre el zar de la pandemia en México y la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum. Sobre ese punto el subsecretario dijo: “Con Claudia Sheinbaum (jefa de Gobierno de la Ciudad de México) tengo una excelente relación de amistad de más de 30 años. También los miembros del gabinete federal son muy amigables conmigo”. Pobre tipo, verse obligado a aclarar ese tipo de especulaciones, a aclarar que él no es un apestado.

Lorenzo Antonio Portilla, tapadera de Javier Duarte en el ORFIS, capacita auditores federales. ¿Da clases de cómo revisar a fondo para no encontrar nada?

Nos enteramos por la editorial de Reforma, Templo Mayor, que Lorenzo Antonio Portilla, el que ponía a sus sobrinos a cobrar los moches para el ORFIS, tapadera de Javier Duarte en el gobierno de Veracruz, fue reclutado por David Colmenares, titular de la Auditoría Superior de la Federación. Señala Reforma: “(Colmenares) contrató como asesor al ex auditor de Veracruz Antonio Portilla Vásquez, quien tuvo a su cargo revisar las cuentas públicas del ex gobernador Javier Duarte y, en su momento, no vio la robadera de recursos públicos que finalmente llevaron a la cárcel al priista”. ¿Qué hace Lorenzo Antonio Portilla en la ASF? Reforma nos da una pista: “PERO QUIZÁS lo que más sorprende es que Portilla está adscrito al área encargada de la capacitación de los auditores federales y que también ha dado cursos en los organismos de varias entidades del país, por lo que hay quienes se preguntan si les está dando clases de cómo revisar a fondo ¡para no encontrar nada!”. Así el gobierno de la honestidad, reclutando a sinvergüenzas que sacaron provecho de la corrupción en Veracruz, permitiendo que unos cuantos robaran a manos llenas; mientras ellos se hacían de la vista gorda, comiendo las sobras que caían de sus mesas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.