El presidente de un México dividido; unos quieren que se quede, otros quieren que se vaya. Él informa lo que quiere

Presidente
Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Después de tantas mañaneras, después de tantos informes intermedios, después de tantas mentiras documentadas (80 mentiras en cada mañanera), ¿es necesario un informe de gobierno por parte del presidente López Obrador? Este 1 de septiembre, como lo marca la Constitución, fue entregado en el pleno de la Cámara de Diputados el tercer informe del presidente López Obrador. Fue el nuevo secretario de Gobernación, Adán Augusto López quien hizo entrega de este informe. El presidente López Obrador se ocupó de dar un mensaje con motivo de su informe, un mensaje en el que informó sobre la realidad que el contempla, la realidad en la que él vive; sus propios datos. El presidente cree que a estas alturas ha conseguido un cambio, una transformación en el país, sin embargo, ese cambio, esa transformación para muchos no se advierte. Lo que sí ha conseguido el presidente es dividir al país. Sus críticos, sus adversarios directos, incluso sus enemigos, están muy activos en las redes sociales, en los medios de comunicación, contradiciendo esa realidad con cifras escalofriantes que las mismas instancias gubernamentales hacen públicas. Por otro lado, entre sus seguidores el presidente sigue manteniendo una presencia fuerte; más del 60 por ciento de los mexicanos sigue considerando que López Obrador está haciendo las cosas muy bien. Sin embargo, esos que siguen apoyando a Andrés Manuel, se han portado demasiado pasivo. Un ejemplo de esa pasividad se advirtió en la famosa consulta para enjuiciar a los expresidentes.

El presidente que iba a evitar que los mexicanos se fueran al extranjero, ahora presume como logro de la 4T las remesa de los que se fueron

Una de las tantas promesas de López Obrador era crear condiciones de trabajo en México que evitaran que los trabajadores mexicanos emigraran a los Estados Unidos. Para ello lanzaría una iniciativa para impulsar las economías de los pueblos y las ciudades a lo largo del lado mexicano de la frontera. Esta iniciativa se llamaba “zona libre” o “zona franca”. Los promotores de esta iniciativa decían: “La nueva zona libre debería ayudar a la gente aquí a conseguir trabajo. Podría transformar las vidas de los mexicanos aquí… y sí, algunos no sentirán la necesidad de buscar trabajo en EE.UU”. Pero eso no pasó. Cada vez más mexicanos se ven obligados a emigrar a los Estados Unidos y desde ahí mandan dinero a sus familias en México. Pues resulta que este esfuerzo que es de los mexicanos, el presidente López Obrador ya se lo apropio para su Cuarta Transformación. Entre los logros de su gobierno AMLO anotó: “Récord histórico en remesas, récord histórico en inversión extranjera, récord histórico en incremento al salario mínimo, récord histórico en no devaluación del peso, récord histórico en no incremento de deuda, récord histórico en aumento del índice de la Bolsa de Valores, récord histórico en las reservas del Banco de México. Está como para decir a los cuatro vientos, presumir”. ¿En serio? El presidente de México haciendo caravana con sombrero ajeno.

Dicen que ya nadie aguanta a López Obrador; además de la salida de Julio Scherer, se habla de otros funcionarios que quieren tirar la toalla

Desde la tarde-noche del martes se supo que Julio Scherer dejaría la titularidad de la Consejería Jurídica de la Presidencia. La mañana de este miércoles se ha confirmado. Sin embargo, la noche del martes se habló no sólo de la renuncia de Scherer Ibarra, sino de otros funcionarios que, por ahí se dice, ya no aguantan a López Obrador. Cabe señalar que al menos de la mitad del gabinete original con el que el presidente López Obrador arrancó su sexenio ha sido cambiado o ha sido cesado, o de plano mejor se fueron. Las salidas más significativas son las del secretario de Hacienda, Carlos Urzua, quien había acompañado a López Obrador desde que éste era jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Otro cambio significativo fue el de Javier Jiménez Espriu, quien dejara la secretaría de Comunicaciones y Transportes, por diferendos con el presidente. La noche del martes Víctor Manuel Vega publicó en Twitter: “Noche de cuchillos largos en Palacio Nacional… Se van del gabinete Javier May de Bienestar, Jorge Arganis de SCT y Octavio Romero de Pemex, además de la salida de Julio Scherer Ibarra de consejería jurídica”. Lo de Scherer ya se dio, ¿se irán los otros funcionarios? Y a todo esto, ¿quiénes ocuparán sus cargos?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.