La luna de miel de Cepeda Salas y el presidente en medio de la tercera ola de contagios

Cepeda
Alfonso Cepeda Salas y Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB

Es una pena que el sindicato magisterial más grande del país se esté comportando como una dócil cortesana con el Gobierno Federal que preside Andrés Manuel López Obrador. En medio de un ambiente de incertidumbre y preocupación por parte de la mayoría de los maestros, Alfonso Cepeda Salas le dice al presidente que ya consensó con los más de un millón 800 docentes de los diferentes niveles y que éstos están dispuestos a regresar a las aulas. Pero no sólo eso, Cepeda Salas le aseguró al Ejecutivo federal que los maestros también se encargarán de limpiar las escuelas.

Lo grave del asunto es el que el presidente, en su afán desesperado de abrir las escuelas, le toma la palabra a un personaje convenenciero; o acaso ya olvido que este señor le apostó todas sus canicas a José Antonio Meade. El presidente no debe olvidar que el magisterio mexicano, en estos momentos, se siente agraviado, muchos de ellos han tenido serios problemas con el Usicamm, por otro lado, los jubilados están inconformes ya que su pensión es tasada en UMAs y no en salarios mínimos.

Y qué decir con el pírrico incremento del 3.4 por ciento directo al salario que fue borrado por la inflación que prevalece en el país, eso sin contar con la promesa de que pronto habría democracia en el SNTE. Ojalá y que la prematura decisión de abrir las escuelas en medio de una férrea tercera ola de contagios, no traiga consecuencias fatales, eso es lo que deseamos todo, muy a pesar de la terquedad presidencial por abrir las escuelas en medio de la tempestad.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.