¿Es lícito alegrarse de que la incrédula Paty Navidad esté sufriendo por el covid? No es lícito. ¿Pero cómo evitarlo?

Navidad
Paty Navidad FOTO: WEB

El Manual de urbanidad y buenas maneras de Carreño debería tener un capítulo que nos diga cómo evitar sentir un indecente regocijo hacia ciertas personas. Y es que muchos mexicanos están pendientes de la enfermedad de Paty Navidad, quien siempre se negó a usar cubrebocas, quien siempre se negó a las vacunas, señalando que la vacunación contra el covid era la manera que tienen los gobiernos de controlar a la población. Estos mexicanos están pendientes para regocijarse del sufrimiento de la incrédula mujer, quien con sus tonterías desinformaba y alentaba la estulticia de un buen sector de la población.

Los últimos informes señalan que Paty Navidad presenta una insuficiencia de oxígeno, por lo que tuvo que ser hospitalizada. Los que han pasado por la hospitalización del covid saben que, si no está uno grave y en peligro su vida, los hospitales no los reciben. La tarde del martes se dijo que la actriz había sido intubada, lo que significaría que su vida estaba en peligro.

Sin embargo, los familiares han desmentido tal versión, señalando que sí está conectada a un tanque de oxígeno. ¿Usted cree que después de esta experiencia Paty Navidad recapacite y vuelva la sensatez a su cabeza? No, qué bah. Como dice el dicho, la cabra siempre tirará para el monte.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.