Mexicanos en Juegos Olímpicos: otro fracaso

Olímpicos
Delegación Mexicana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 FOTO: WEB
*Tanto dinero tirado para 3 medallas de bronce
*Ana Guevara y Carlos Padilla deben renunciar

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / ESTO DE los Juegos Olímpicos para los mexicanos son como la Consulta Popular para determinar si se enjuicia a los actores del pasado: se les invierten tantos millones y no sirven para nada, no al menos para el País que solo ha conquistado tres raquíticas medallas de bronce y, muy probablemente, una cuarta en futbol si es que nuevamente Japón no le da otra revolcada al equipo tricolor como ya lo hizo. Y es que lea usted: la inversión en proyectos de infraestructura, apoyo para viajes y preparación de los atletas, además de la masificación de programas para activación física, son algunos de los rubros a los que el gobierno Federal destina más dinero del presupuesto que supera los 800 millones de dólares, y todo para obtener tres medallitas de bronce que hacen honor al apocope de: la raza de bronce, algo que nos mantiene atados y sin posibilidad de aspirar al oro, aunque ya se ha logrado en otras olimpiadas en caminata y halterofilia con Raúl González y la inolvidable Soraya Jiménez, y ahora Aremi Fuentes que se llevó el bronce. En México un atleta requiere entre 1.5 y 3.5 millones de pesos anuales para su preparación del ciclo olímpico, esto es, las competencias y clasificatorios de los juegos anteriores al próximo a competir. Incluye Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos, aunque la cifra varía debido a que los dos últimos años, de los cuatro que consta el ciclo olímpico, se incrementan los gastos como explicó el analista económico y financiero, colaborador de Forbes México y Director de El Mister, Iván Pérez: “El gasto fuerte es en los dos últimos años del ciclo, cuando se enfrentan clasificatorios, giras, concentraciones. Aproximadamente están gastando entre 1.5 y 3.7 millones de pesos dependiendo del deporte, el equipo multidisciplinario, el deportivo, pagos de viajes. En ese sentido, México no es el que más gasta en el mundo, pero sí de los más altos de Latinoamérica, aunque no es para todos los deportistas, si con los consolidados.

PERO VA otro dato: la inversión en los atletas mexicanos en el ciclo olímpico, que en está ocasión fue de 5 años entre Rio 2016 Y Tokio 2021 ha sido de entre 1 mil 300 y 1 mil 700 millones de pesos, según Iván Pérez: “El Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento alcanzó a entregar recursos después de Rio 2016, hasta parte de 2020. Estamos hablando que por las becas en ese proceso fueron entre 1 mil 300 y 1 mil 700 millones de pesos en preparación de los atletas, esto sin contar con el dinero de patrocinios o apoyos de dependencias estatales del deporte. Y sin contar la logística que se tiene presupuestada para Tokio, el Comité Olímpico Mexicano estimó un presupuesto de 45 millones de pesos sólo para llevar a la delegación de México a los Juegos Olímpicos de 2021 en un estimado de 150 atletas para 350 en total de la delegación, todo para tres medallitas de bronce.

Y UNO se pregunta: ¿dónde están los guerreros águilas y tigres de la antigua raza azteca, aquella clase especial de milicianos mexicas que componían primordialmente las élites guerreras del antiguo Imperio; los imbatibles y hombres no de bronce sino de acero?. Y es que a partir del viernes 23 de Julio comenzó la actividad de varios “atletas” mexicanos quienes iniciaron la búsqueda de subir al podio de los campeones, pero hasta el momento, la delegación mexicana cuenta con solo tres medallas de bronce, las cuales se obtuvieron en tiro con arco por equipos mixto (Alejandra Valencia y Luis Álvarez), en los clavados sincronizados de plataforma de 10 metros (Gabriela Agúndez y Alejandra Orozco) y en levantamiento de pesas con Aremi Fuentes (la sucesora de Soraya Jiménez), quien levantó un total de 245 kilos, con 108 en arranque y 137 en envión. La mexicana competía por esa presea con la surcoreana Suhyeon Kim, quien falló en la prueba de envión, lo que le dio el tercer lugar a Fuentes. Por su parte Gabriela Agúndez y Alejandra Orozco, segunda medalla para la delegación mexicana que cayó en clavados sincronizados plataforma 10 metros femenil, quienes celebraron al ver que las japonesas no tuvieron una buena actuación en su cierre, y eso significaba que se quedaban con el tercer puesto. Alejandra Valencia y Luis Álvarez, los arqueros mexicanos le dieron la primera medalla al país tras conseguir la presea de bronce luego de que vencieran a la pareja de Turquía. Ambos superaron los octavos de final de la prueba mixta tras vencer a Alemania por marcador de 6-2, mientras que en los cuartos de final superaron a Gran Bretaña por 6-0. Sin embargo, en semifinales cayeron ante Corea por 5-1 y retomaron el rumbo frente a Turquía para colgarse el bronce, y por el momento no hay más: tres medallas de bronce que han costado una millonada.

Y ES que México participa desde 1924 cuando contendió en Juegos Olímpicos de París, cuando envió una delegación formal representada por un comité olímpico, y desde entonces ha participado en 22 ediciones de manera consecutiva obteniendo hasta la fecha un total de 69 medallas, de las cuales solo 13 son de oro. Aún se recuerda, por la tragedia previa (la matanza de estudiantes), los XIX Juegos Olímpicos de 1968, convirtiendo al País en la primera nación latinoamericano y el primero de habla hispana en organizar una justa olímpica. Actualmente el País se ubica en la posición número 43 sobre 222 países participantes, con 13 de oro y 69 en total, siendo la cuarta nación latinoamericana, solo detrás de Cuba, Brasil y Argentina.

Y SOLO para hablar de quienes han puesto en alto el nombre de México, es menester rendir homenaje a Manuel Escandón Barrón, Pablo Escandón Barrón, Eustaquio Escandón Barrón y William Hyden Wright quienes lograron la primera medalla olímpica obtenida el 28 de mayo de 1900 en la disciplina de polo, sin olvidar las participaciones individuales más destacadas de Humberto Mariles Cortés, en Londres 1948 en pruebas de equitación; salto individual, salto por equipos y en la prueba de los Tres días, al conseguir la medalla de oro en las dos primeras y bronce en la última, siendo el único deportista mexicano en ganar 2 medallas de oro y 3 medallas en unos mismos Juegos Olímpicos. La del clavadista Joaquín Capilla, en Londres 1948 (bronce en plataforma), Helsinki 1952 (plata en plataforma) y Melbourne 1956 (oro en plataforma y bronce en trampolín), para ser el primer deportista mexicano en ganar medallas olímpicas en dos o más Juegos Olímpicos y el máximo ganador de medallas olímpicas con 4.3. También destacan los casos de Ernesto Canto, medalla de oro en marcha de 20 km en Los Ángeles 1984, quien fuera el primer atleta mexicano en ser campeón olímpico y mundial (Helsinki 1983). Situación que repetiría María del Rosario Espinoza medalla de oro en Tae-Kwon-Do +67 kg en Pekín 2008 y que previamente había ganado el campeonato mundial de 2007, entre otros. En fin, la pregunta, sin embargo, será la misma que para la fracasada consulta popular: ¿vale la pena tirar tanto dinero para nada?. Sin duda, las reglas del comité olímpico mexicano deben ser cambiadas para dejar de pasar vergüenzas en futuras justas y, de plano, Ana Gabriela Guevara debería buscarse otra chamba ante semejante frustración. Así de simple. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.