Cathleen MacKenzie fue madre sustituta de gemelos; los padres biológicos se arrepintieron y la dejaron con el parto. ¿Qué hizo?

Cathleen MacKenzie es una chica canadiense que trabaja como madre sustituta; es decir, que presta su vientre para la gestación de los bebés de aquellas parejas que no pueden concebir.
los padres biológicos se arrepintieron y la dejaron con el parto. ¿Qué hizo? FOTO:WEB

Cathleen MacKenzie es una chica canadiense que trabaja como madre sustituta; es decir, que presta su vientre para la gestación de los bebés de aquellas parejas que no pueden concebir. Está en una agencia de mujeres que apoyan rentando su útero. La mujer tiene 30 años de edad y vive casada con un buen hombre, el cual le dio cinco hijos. Cathleen MacKenzie cuenta que desde los 17 años de edad ha trabajado como madre sustituta, hasta el momento ha tenido 19 embarazos.

La mujer relata que siempre le gustó verse embarazada y por ese motivo ingresó a promoverse como madre sustituta. El esposo de Cathleen, cuenta que al principio no entendía la dinámica, pero poco a poco se fue adaptando y acostumbrando a ver a su mujer embarazada de bebés que no eran suyos. En 2010 conoció a Alice y James, una pareja británica que hizo contacto con ella a través de internet. Habían intentado por años tener un bebé, pero no lo consiguieron así que decidieron recurrir a los servicios de Cathleen. Ella aceptó gustosa. Todo iba bien hasta la semana 12 cuando no recibió el pago.

Relata que ocho semanas después Alice eliminó cualquier contacto. La pareja con la que había hecho el trato se había arrepentido. Señala que fue difícil al principio, el pensar en qué haría con los bebes que estaba esperando. Un día llegó a su domicilio un hombre el cual le dijo que se había enterado de su caso y quería saber cómo podía obtener los gemelos que estaba esperando. Al parecer el hombre estaba casado y no podían procrear hijos con su pareja. Después de un tiempo, Cathleen MacKenzie confío en Sophie y Vincent, MacKenzie, aceptó darles a los bebés a su cuidado. Cathleen, señala que después de lo que vivió dejó de trabajar siendo madre sustituta.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.