Hipólito Rodríguez, además de su horrible ciclovía, quería dejar parquímetros; otro negociazo para su jubilación

parquímetros
Hipólito Rodríguez, además de su horrible ciclovía, quería dejar parquímetros; otro negociazo para su jubilación FOTO: WEB

Lo tenía que intentar. Hipólito Rodríguez, el nefasto alcalde de Xalapa, pensó que Ricardo Ahued iba a estar tan ocupado con el tema poselectoral que no se iba a dar cuenta de su intención de dejar sembrado de parquímetros el centro de la ciudad. ¿Para quién es el negocio de los parquímetros? No es un negocio para el ayuntamiento. Poco del dinero que se colecta en estos aparatos va a dar a las arcas municipales. El gran negocio es para la empresa que pone los parquímetros, para las grúas que retiran los autos; ahí está el negocio, en manos de particulares.  

Ya sabe usted, Hipólito no tiene ideas, sino ocurrencias. Por ahí algún empresario le debió haber hablado al oído para asociarse con el negocio de los parquímetros e Hipólito, que ya sabe para qué sirve una presidencia municipal, lanzó el anzuelo a ver si alguien lo pescaba. Ya se veía el Dr. en Ciencias Sociales recibiendo muy cómodo en su cubículo del CIESAS sus regalías por el negocio que pensaba emprender.  

Hipólito Rodríguez es como las moscas de un restaurante, esas que a cada rato andamos espantando, que no dejamos que se posen en la comida; pero si nos descuidamos, la mosca es capaz de dejar su cagada en el pan, en la sopa y luego se retira; satisfecho por habernos hecho una mala acción. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.