Américo con ventaja; David en final de fotografía

Américo
Américo Zúñiga Martínez, candidato de la alianza “Va por México” a la diputación federal por el distrito 10 de Xalapa urbano, aseguró que con la energía y fortaleza de los xalapeños obtendrá el triunfo en la jornada electoral del próximo domingo 06 de junio, porque “es el momento de despedir a los malos representantes populares que no supieron defender a nuestra ciudad” FOTO: ESPECIAL
- en Opinión

Bernardo Gutiérrez Parra / En Xalapa no existe la polarización que hay en otras ciudades por las elecciones. A pesar de la inseguridad, la falta de empleo y de servicios; a pesar del abandono en que la autoridad municipal tiene a la ciudad, los xalapeños siguen su vida, tratan de conservar sus tradiciones y esperan el momento de ir a votar.

Aunque no lo dicen en abierto, quieren que Morena deje de gobernar en su municipio. No por su candidato, Ricardo Ahued, sino por el partido y por lo que hay detrás del partido.

Quizá por eso este domingo miles acompañaron al candidato a la alcaldía David Velasco Chedraui, y al abanderado a la diputación federal Américo Zúñiga Martínez, ambos de la alianza Veracruz Va, en una impresionante movilización integrada por miembros de asociaciones civiles, amas de casa, estudiantes, burócratas, desempleados etc., con una sola consigna: rescatar Xalapa.

Al hacer uso de la palabra en la Plaza Lerdo, David Velasco dijo: “La gente que está aquí no vino acarreada ni amenazada, vino por convicción, porque quiere un cambio y ese cambio lo vamos a concretar el próximo 6 de junio, porque vamos a ganar”.

Agregó que la marcha es una manera de demostrarle a Xalapa que sí requiere de algo diferente. “Estamos peor que antes cuando había más empleo y seguridad. Necesitamos urgentemente un cambio. Xalapa se lo merece y vamos a devolverle la seguridad. Necesitamos una ciudad mejor iluminada, más cámaras y más espacios para el deporte y la recreación”.

Por su parte Américo Zúñiga manifestó: “Es el momento de despedir a los malos representantes populares que no supieron defender a nuestra ciudad”, en clara referencia a Rafael Hernández Villalpando y agregó: “Queremos libertad de expresión, libertades que tanto han costado a este país ganar y que hoy las vemos amenazadas. Queremos trabajar, vivir, pero fuera de la zozobra. Queremos vivir con seguridad. Hoy la realidad nos ha alcanzado. Hace tres años, muchos votaron por una esperanza, estoy plenamente convencido, porque así nos los han dicho, que están arrepentidos, porque esa esperanza fue traicionada y nunca se materializó”.

Pero también alertó: “Este es el momento. No habrá otro. Hoy México debe decidirse por la vía de la alternancia, recuperar contrapesos, recuperar la democracia, defender la constitución y nuestras instituciones. Con el apoyo de todos vamos a lograr la victoria el próximo 6 de junio”.

Américo tiene una amplia ventaja sobre su más cercano perseguidor Rafael Hernández Villalpando, pero no se confía. Mientras que David Velasco está cerrando fuerte en el hándicap por la alcaldía y el final con Ricardo Ahued será de fotografía.

Nadie detiene a “El Coyame” en Misantla

Sólo que a Rubén Carrasco conocido como El Coyame se le ocurra renunciar a la candidatura, es como no ganará la diputación local por el distrito VIII con cabecera en Misantla, donde compite por el Partido del Trabajo.

Si en un principio tuvo que luchar a contracorriente, hoy los vientos lo favorecen, principalmente la voluntad popular reflejada en las encuestas que lo ubican a 17 unidades de su más cercano perseguidor, una ventaja que cuando faltan exactamente seis días para la elección, se antoja irreversible.

A lo largo del proceso electoral Rubén tuvo que sobreponerse a varias dificultades pero nada lo amilanó, por el contrario. Nunca hizo una campaña de promesas sino de realidades al ensanchar sus empresas en aquella zona con lo que generó decenas de empleos que ayudaron a reactivar la economía.

El sábado anterior tuvo un pre cierre de campaña en Acatlán en las instalaciones de lo que será una pasteurizadora de leche de su propiedad. La gente que quiso patentizarle su apoyo y agradecimiento por generar una fuente más de trabajo, superó las expectativas de los organizadores ya que asistieron más de mil 500 personas.

Pero el apoyo para El Coyame no se circunscribe a los municipios donde tiene instaladas sus empresas, sino que abarca los 18 que conforman el distrito para el que desea legislar.

La casa encuestadora “Consultores Marketing, Estrategia Electoral y Política” realizó un sondeo a 1,683 personas sobre la opinión que tienen de los contendientes. La encuesta se llevó a cabo del 20 al 24 de mayo y tiene un margen de error de más/menos 3 por ciento y una confiabilidad del 97 por ciento.

Paquita la del Barrio candidata de Movimiento Ciudadano es la más conocida con un 99% lo cual es más que lógico porque quién no conoce a Paquita. A ella la sigue Othón Hernández de la alianza Veracruz Va con un 80 %, Rubén Carrasco del PT con el 75% y Román Bastida del Partido Verde con 65%.

En la intención del voto es donde Rubén Carrasco se va para arriba ya que tiene un 32.5% de aceptación, por el 15.17% de Román Bastida y el 13.4% de Othón Hernández.

La opinión negativa que tienen los encuestados de los candidatos la encabeza Othón Hernández con un 23.8% y a pesar de ser la más conocida, Paquita la del Barrio ocupa el segundo lugar en este renglón con el 22%.

Ante estos números ¿cuál es la actitud de los opositores a Rubén Carrasco? Paquita la del Barrio, sin duda una mujer querida y admirada por quienes gustan de sus canciones, no ha tenido suerte en su incursión en la política. En las preferencias ciudadanas va muy debajo del tercer lugar que ocupa Othón Hernández, pero sigue en la competencia.

Othón Hernández ya se dio cuenta que no ganará y está enfilando sus baterías en apoyo a su yerno, Fernando Rodríguez, al que quiere heredarle la alcaldía de Misantla. No hay que olvidar que Othón es presidente municipal con licencia y tiene varios señalamientos por malos manejos del erario. Si la alcaldía queda en manos de la oposición se verá en serios problemas.

Román Bastida está a la espera de un milagro con qué darle alcance a Rubén Carrasco, cosa que se ve poco menos que imposible por el paso que lleva El Coyame al que nada ni nadie parecen detener.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.