¡David Velasco Chedraui se va, se va, se fue! se desinfla gracias a su oportunismo y oscuro pasado

David
David Velasco Chedraui FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / Cuando un aspirante promete 200 regidurías, 50 sindicaturas y tres veces, todos los puestos relevantes en el Ayuntamiento de Xalapa, creas un halo de interés entre muchos busca chambas y luego, cuando ya eres candidato, simplemente no cumples, seguido por una planilla de impresentables. Esta es la realidad de cómo el abanderado de la Alianza PAN-PRI-PRD a la alcaldía por Xalapa, David Velasco Chedraui se está desinflando en sus eventos y campaña, contratando a la mayoría de acarreados, pagados por su mentor y asesor Reynaldo Escobar Pérez, quien además, este exsecretario de gobierno fidelista paga $10 mil pesos por inserción, para que le publiquen su “columna” en el Diario de Xalapa. Y cuando pagas para salir en un medio de comunicación, es porque no hay interés del público lector, aún cuando años atrás, era dueño de un Portal boletinero.

Los candidatos a la alcaldía por Xalapa, Ricardo Ahued Bardahuil como puntero en las encuestas; Cinthya Lobato Calderón realizando Foros de expertos muy interesantes, Raúl Arias y su campaña de tierra y José Alberto Pérez Fuentes, quien ha crecido mucho con su proyecto Centro Barrio, mejor conocido como “El Chocolate”, todos van creciendo en sus encuestas, pero David Velasco, no. Y lo han querido ayudar, incrustándolo en campañas, como el del impresentable y exduartista Adolfo Mota, quien tuvo que devolver dinero al Gobierno del Estado, a su paso como Secretario de Educación, conocido en el argot político como vómito negro y también, David se pega a las campañas exitosas de Américo Zúñiga Martínez y de Lillian Cerecedo, los dos candidatos por la Alianza PAN-PRI-PRD a la diputación federal y local, respectivamente.

Los xalapeños conocen a David. El mismo que borracho, baila sólo en pistas de antros de la capital, hasta que sus guaruras lo sacan por no poder estar de pie. El mismo, quien es común entre su grupo de amigos, quienes aseguran que para no pagar su cuenta, finge contestar una llamada y se sale de los bares, sin pagar los enormes consumos, pues a David le gustan los licores caros. El mismo, que en sus empresas, siempre están en banca rota y ser sus padres, quienes lo ayudan a salir de sus problemas financieros. El mismo, quien ha dado su palabra y nunca cumple.

Y además, su pasado con Fidel Herrera, quien le manejó su vida, carrera política y sobre todo, su vida amorosa, cuando Mariana, su exesposa, se convirtió en un trofeo más para el entonces Gobernador de Veracruz.

Si David Velasco no sabe ni amarrarse las agujetas, ¿Cómo va a administrar a Xalapa? La capital de Veracruz no quiere improvisados; tampoco empresarios con interés de crecer sus imperios; ni hacer más fraccionamientos de lujo y beneficiarlos con los cambios de uso de suelo; llevar servicios básicos como el agua y afectar a colonias, quienes ya sufren por la escasez de este servicio, como ocurrió con el fraccionamiento El Lago, atrás de Plaza Américas, propiedad de los tíos de David Velasco Chedraui.

Y en la vida sentimental de David Velasco, siempre existe la traición, avaricia y además, pasados tormentosos, pues una de sus parejas tiene historial delictivo, por haber sido novia de un vendedor de drogas o mejor conocido como “diller”, así como tener una vida de excesos, provocando la muerte de una persona. No omitamos, la propuesta y obligación de todos los candidatos a la alcaldía por Xalapa, de hacerse estudios antidopaje de drogas, para tener la certeza, de evitar que delincuentes pretendan tomar el control del Ayuntamiento de Xalapa, como está ocurriendo en la actual administración municipal de MORENA.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.