La debacle en SEV, se tambalea el inamovible

SEV
La debacle en SEV, se tambalea el inamovible FOTO: WEB
- en Opinión

Luis Ortiz Ramírez / Desde que Zenyazen Escobar llegó a la oficina del kilómetro 4.5 en la capital de estado, se alzaron voces autorizadas y bien  acreditadas académicamente en contra de su nombramiento como Secretario de Educación. Más de dos académicos de peso, cuestionaron la disparatada idea de Cuitláhuac García.  Su bajo perfil académico y sus antecedentes camachineros, auguraban un fracaso en esta importante oficina.  Sin embargo, al de Rio Blanco le valió queso esas acusaciones, su sueño dorado se había cumplido. Colgaba el traje blanco de Tárzan Boy, y se enfundaba su  entallado traje gris de tres piezas.

Llegó con sus valedores, con el Tiburón, compañero de mil faenas nocturnas,  y con el jarocho, dos tipos de cuidado, por cierto el último tuvo que salir por la puerta de atrás, debido a serias acusaciones de tipo sexual por parte de una conocida maestra. Rápidamente armó su estructura; al Mollejas lo pondría en Desarrollo educativo, a su íntima amiga, la colocaría en educación básica, ¡total!, Mariza Ramírez Aguilar se las arreglaría para copar todas las subdirecciones, con sus incondicionales.

En recursos humanos colocó a Lilian Cuevas,  su benefactora en tiempos de pobreza, sin embargo un dislate con el cambio de hija, y por querer moverse sola, le costó el puesto. Pero,  donde pondría a su amigo, el mismo que dijo que se iría con él al congreso como su guarura, pues  a Adrián Mota Montoya, mejor conocido como el jarocho, lo puso como Coordinador de Delegaciones, aunque poco le  duró el gusto.

Por ese tiempo Héctor Alejandro Obcejo Nájera, quien se ostentaba como Director de Contabilidad y Control Presupuestal, le vendió la idea de que la mera marmaja se encontraba en las licitaciones de cafeterías escolares, por  esa razón, Zenyazen Escobar lo jala para ponerlo a operar para su beneficio. Para Escobar García no era un secreto de que este opaco personaje se había desempeñado como Secretario Particular de la investigada Jessica Carol Moreno Torres, a su paso como Oficial Mayor de la SEV.

No obstante, la caja de pandora aún no se abría por completo, aún faltaba que saliera a la luz lo de las empresas fantasmas en Espacios Educativos, y la escaramuza que se aventó con un exempleado, al que le cargaron el muerto, con el  de manejo de estupefacientes. Aunque aquellos que conocen perfectamente a esta fauna que llegó a acaparar los mejores puestos, afirman que algunos, cercanos al de Rio Blanco,  tienen serios problemas con los polvos mágicos, que causan risa sin querer.

Claro que  esta aventura, para Zenyazen Roberto Escobar García ha valido la pena. Atrás quedo la camioneta talachera que ocupaba para moverse, atrás queda la colonia popular, ya no existen recuerdos penosos en su nueva vida, como cuando fue demandado por no cumplir con las  obligaciones de manutención. Hoy el secretario de educación de Veracruz, come con manteca,  toma de lo bueno, y vive en uno de los mejores fraccionamientos de la capital,  sus motos y autos de lujo,  son  muestra de su nueva vida.

Claro que para que los demás se la crean, Zenyazen Escobar se vende al ejecutivo local, como un gran líder, como el mesías cachondo que rescatará la debacle de Morena en el estado. Con todo, en el fondo, Zenyazen escobar, sabe que su influencia  en  el partido guinda,   tiene la fuerza de un Tehuacán sin  gas, prueba de ello es que no pudo colocar al largucho diputado, Víctor Emmanuel Vargas Barrientos, como candidato a presidente municipal en Rio Blanco, ni tampoco pudo conseguir una diputación plurinominal para su aun cónyuge.

Hoy, a unas dos semanas de la elección más reñida para Morena, por su sobrada soberbia,  carencia de experiencia y tacto político, el consentido del gobernador riega feamente el tepache y pone en riesgo la elección. Su actitud sobrada al creerse realmente importante, al grado de hacer esperar a  los maestros por más de siete horas, le han acarreado consecuencias. Sobre todo por el uso abusivo de la fuerza por parte de policías del estado. Si hacemos cuentas, ni con Don Juan Maldonado Pereda, ni con Víctor Arredondo, Adolfo Mota, vaya, ni con el panista, Enrique Pérez Rodríguez, se dieron situaciones que pusieran en peligro la integridad física de los maestros, como lo hizo, Zenyazen Escobar.

Por tal motivo, no sería mala idea que el locuaz inquilino del palacio de gobierno, deje a un lado sus afectos por el grandote de Rio Blanco, y vaya buscando a alguien que sepa conciliar con los diferentes sindicatos  que representan a  los maestros en el  estado. Hoy no podemos dudar ni por un momento que la SEV va de picada, y todo porque un gobernador se dejó llevar por sus afectos y  pasiones.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Que la SEV nos pague lo que nos adeudan desde agosto del 2020, del Programa de Escuelas de Tiempo Conpleto. ¿¿¿O que sera que hay roedores en la SEV.?????

  2. Muchos líderes sindicales son fauna nociva quieren plazas para darlas a sus allegados desviando la función de la plaza quieren tiempos completos para que estén laborando con funciones administrativas en las oficinas o para que estén dando clases en niveles educativos diferente al que le corresponde la plaza es un desmadre y vicios que continuan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.