Ana Miriam Ferráez, la peor diputada de la historia, es también la peor candidata de la contienda

Una razón poderosa para votar por Lilián Cerecedo, candidata de la alianza PAN-PRI-PRD por el distrito XI de Xalapa, es que con ello se evita que la peor diputada que ha tenido Veracruz se reelija. Ana Miriam Ferráez, la diputada que sus mismos compañeros de bancada mandaron callar para que no anduviera enunciando dislates, ahora dice que está a favor de las mujeres, cuando en su momento propuso un toque de queda para dejarlas encerradas desde las 10 de la noche, que para que no sufrieran violencia. La misma diputada que ahora habla de justicia y transparencia, estuvo negociando por debajo del agua un título universitario, sin haber asistido a clases.

Ana Miriam Ferráez, la que le abrió las puertas a su familia, los del Cártel de Avanradio, a los jugosos contratos de la corrupción; extorsionan, se quedan con los recursos, y siguen extorsionando. En el Congreso local Ana Miriam Ferráez tuvo pocas intervenciones, una de ellas se hizo noticia nacional, pues intentando defender a López Obrador, el personaje que por cierto le daba asco, no supo ni siquiera recordar el nombre del expresidente Vicente Fox.

En esos días el segundo apellido de la diputada fue “Ridículo”, porque cada que se subía a tribuna, ella hacía el ridículo. Pues esta mujer, que acumuló en sus bodegas despensas del DIF (lo tenemos documentado), lucrando con la necesidad de los veracruzanos, ahora quiere reelegirse. ¡Sería el colmo! Por ello, la mejor manera de contrarrestar esa intentona es votando por otra candidata que no sea ella.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.