Y Cuitláhuac García se presta a la guerra sucia electoral de Morena. Pide que se aclare lo de las despensas, pero habla de que coaccionan el voto

Cuitláhuac
El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez FOTO: JUAN DAVID CASTILLA

Al parecer la estulticia se contagia por osmosis. Los que están cerca del gobernador, o los que escuchan sus conferencias de prensa corren el riesgo de pensar como él. Unos morenistas dicen que descubrieron lo que estaba a la vista de todos. Ven despensas y de inmediato aducen que son para comprar votos. El alcalde de Perote aclara que las despensas son de un programa que se ha venido realizando desde 2018; muestra documentos y acuerdos de cabildo.

Pero eso, para una mente estulta como la del gobernador de Veracruz, no es suficiente, lo confunde, su entendimiento hace corto circuito y por ello se contradice. Como autoridad pide que se aclare el asunto, pero como militante de Morena sentencia que las despensas son para coaccionar el voto: «Que aclaren y que se proceda. Es lamentable que se siga insistiendo este proceder de coaccionar el voto a través de jugar con el hambre de la gente; no es posible que se juegue así».

El gobernador no acepta aclaraciones, no espera investigaciones, e impulsivo como es («La Loca, fue la Loca que Winckler liberó el responsable de la masacre»), sentencia sin que le importe equivocarse. Pero en realidad, a estas alturas, una sentencia del gobernador, errada o acertada, ¿a quién le importa?

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.