Marcelo Ebrard, adiós al sueño de ser presidente de México. A su sueño le cayó encima una ballena con todo y vagones del Metro

Ebrard
Marcelo Ebrard FOTO: PROCESO

Es Marcelo Ebrard el responsable de lo sucedido en la Línea 12 del Metro, la llamada Línea Dorada. Es responsable porque él la proyectó, sus ingenieros la construyeron, sus empleados montaron los vagones y el mismo la inauguró. Desde 2014, dos años después de inaugurada esa línea, empezaron a detectarse las fallas estructurales. Unos dijeron que eran deficiencias de la construcción. El consorcio ICA, Carso y Alstom, encargados de la obra de la Línea 12 señalaron que las fallas de la Línea 12 se debían a que los trenes no eran compatibles con las vías.

El consorcio de Carlos Slim dijo en su momento: «Lo anterior ha provocado un desgaste prematuro en todo el sistema de vías, dado que el diseño de las ruedas no es compatible con el tipo de riel especificado por el PMDF». Pero nadie hizo nada para resolver el problema. De hecho, los vecinos de Tlahuac se dieron cuenta de los desperfectos y en algún momento detuvieron el paso de los vehículos para protestar, para que el gobierno de la Ciudad de México pusiera atención, pero nadie hizo nada.

Hoy dicen que un auto chocó contra la estructura que sostiene la ballena y que por eso se derrumbó. Pues si un auto derrumbó la ballena, entonces, ¿cómo estaría construida esa estructura si con un choquecito de auto se derrumbó? 70 heridos y 20 muertos es el saldo hasta el momento. El daño colateral es que el sueño de Ebrard de ser presidente de México también se derrumbó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.