El amiguismo, el influyentismo y el nepotismo son el sello Morena, el supuesto faro de moralidad de AMLO

Nepotismo
Andrés Manuel López Obrador y Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB

Por allá por el 2015, Andrés Manuel López Obrador publicaba en su cuenta de Twitter: «Que nunca se permita el amiguismo, el influyentismo y el nepotismo ninguna de esas lacras de la política. Morena debe ser faro de la moralidad». Sin embargo, hoy, seis años después esas palabras, son sólo letra muerta. Y es que los funcionarios de la 4T nada más probaron las mieles el poder y han dado rienda suelta a sus instintos por obtener más riqueza y poder. Tan sólo en Veracruz sobresale Zenyazen Escobar, quien ha llenado las instalaciones del kilómetro 4, con sus antiguos compañeros de burdel.

Otra que ha sobresalido y que es considerada la reina del nepotismo, es la diputada local Rosalinda Galindo Silva, quien por cierto jura y perjura que son calumnias y mala leche de algunos medios, ya que ella no ha sido acusada por nepotismo. Pero como no meter en nómina a los amigos y familiares, si el propio gobernador Cuitláhuac García negó, delante del propio presidente de México, que Eleazar Guerrero fuera su primo-hermano.

De manera que ahora que la propia hija de Félix Salgado Macedonio es la candidata que supuestamente tuvo más preferencia en su supuesta encuesta interna, nadie se traga el cuento de que en Morena no existe el amiguismo, el influyentismo y el nepotismo, actitudes nefastas que tanto repudia el Gurú de la 4T.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.