¡Ni melón ni sandía, tal vez la 3ª vía!

Arias
Raúl Arias Lovillo / Foto: veracruzenlanoticia.com
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / Ya han sido registrados los candidatos que participarán en la búsqueda de la presidencia de la Xalapa. Los más conocidos y aceptados hasta ahora son los que encabezan las alianzas PRIANPRD y PT-PVEM-Morena. Sin embargo, al surgir una nueva figura en el ámbito político de la Capital, se vislumbra que trae punch y que podría dar una sorpresa. Dante mostró el colmillo que le caracteriza en estas lides y ni tardo ni perezoso – se presume – invitó al exrector de la UV: Doctor Raúl Arias Lovillo, quien había tenido problemas con el sistema utilizado por el OPLE de Veracruz para recabar las firmas de apoyo en su intento de ser candidato independiente. Sin duda, este candidato pronto se posicionará en las preferencias del electorado Xalapeño.

En un artículo anterior, indicaba la innecesaria presencia de Ahued en los debates que promoverá el OPLE; pues, encabezando las preferencias sería la carne del festín que se darían sus contrincantes. Ahora, el que debe cuidarse de asistir es David Velazco Chedraui, ya que ante Raúl Arias se verá opaco. Las circunstancias cambian y el principal beneficiario en cualquier debate será el exrector; persona reconocida como la más preparada de todos los candidatos. Es doctor en economía y, seguramente, fue patrón del actual alcalde de Xalapa en la UV.

Otro punto que tiene a su favor, y que le redituará muchísimos votos, es que es el único candidato de izquierda. Desde sus años mozos compartió luchas en los partidos: PCM, PSUM y fue fundador del PRD en los tiempos cardenistas, del cual emigró por observar prácticas políticas grupales gandallas e incongruentes con las propuestas ideológicas que pregonaba el PRD en sus años iniciales de existencia.

¿Qué no sabe de administración pública? Quien se haga esta pregunta tiene que recordar a cuánto asciende el presupuesto anual de la UV; es tres o cuatro veces mayor que el presupuesto anual que maneja el Ayuntamiento de Xalapa. Siendo economista nadie se atreverá a recordarle lo que en verdad es economía: “la obtención del mayor número de satisfactores con el menor esfuerzo”. Luego, entonces, la eficacia y eficiencia con que utilizará los recursos del Ayuntamiento serán cuestión sencilla para él.

¿Tendrá equipo preparado para satisfacer las demandas sociales de la Capital? Es indudable que cuenta con amigos y excolaboradores con excelente capacidad para afrontar y solucionar los problemas principales que aquejan a los capitalinos. Además, los contactos que tenga como promotor de universidades a nivel nacional facilitará la tarea de atraer inversionistas a Xalapa; ciudad que padece, entre otros problemas, la falta de fuentes de trabajo en sector de la transformación. La Capital sigue siendo una ciudad de servicios; se necesita gente preparada y con visión para darle un nuevo derrotero de desarrollo.

La nomenclatura burocrática existente en el Ayuntamiento consume, en gasto corriente, la mayor parte del presupuesto. La población, en términos generales, ignora este hecho y no participa en la defensa de los recursos que debieran estar destinados a mejorar su nivel de vida. “La burocracia está gorda” gracias a que partidos gobernantes en el pasado omitieron denunciar este hecho, al igual que no invitaron a la ciudadanía a las mesas de negociación con los sindicatos.

Raúl Arias Lovillo representa, efectivamente como dice la propaganda política del PMC: LA TERCERA VÍA. Entonces, ni con limón ni con sandía; puede ser la tercera vía la que obtenga el triunfo electoral el próximo 6 de junio. Dante recobraría su posicionamiento perdido en Xalapa; hace mucho tiempo que su partido no figura; para ser exactos, desde que Rafael Hernández Villalpando obtuvo la presidencia, otro exrector; quien es calificado entre los 3 mejores expresidentes de la Capital. El posicionamiento que puede lograr el PMC es tal, que Raúl cargará a los dos [email protected] a diputados locales por Xalapa; completamente a un candidato a diputado federal y parcialmente a un segundo de este tipo.

Raúl Arias Lovillo no puede “marearse” y solo colocar en la planilla que encabeza “a sus cuates” y/o excolaboradores de la UV. Tiene que ceder espacios a las fuerzas que apoyen su candidatura; identificarlos muy bien en cuanto a su peso político específico. Sabe que en política nada es gratis; en este medio los intereses personales y grupales tienen prioridad. De tales grupos depende su triunfo; evaluar capacidades facilitará su incorporación a puestos de funcionarios, inclusive, a realizar cambios en la planilla. Este candidato no tiene cola política que le pisen.

Ricardo será presa fácil de todos los morenistas inconformes que ha hecho a un lado, sin importar el trabajo que hicieron en favor del partido Morena. Calificado como “El Pípila Moreno” ya siente la pesada carga que representan los errores del gobierno local y municipal. La planilla de Ahued debelará su total o parcial autonomía para integrarla. Incluir “indeseables” e impuestos por el gobernador, le restará más votos. David estará en las mismas condiciones si su planilla se la imponen en su partido; la gente no aceptará “a los mismos de siempre”.

Otro sí digo. – Se ha dado a conocer la lista de candidatos a presidentes municipales de Morena; se ignora aún la de sí[email protected] y [email protected] Nuevamente la dirigencia nacional viola la convocatoria: ¡incumplió con la insaculación de candidatos a [email protected]! ¡A impugnar todos!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.