Si no es violencia, ¿entonces qué es?

Violencia
María Sabina Martínez Pinto FOTO: LOS POLÍTICOS VERACRUZ
- en Opinión

Brenda Caballero / Cuando se habla de paridad en el país, de la defensa de los derechos de las mujeres, de que ahora ya se castiga la violencia política, no puedes entender cómo se mantienen hombres como Marcos Isleño o Félix Salgado Macedonio en candidaturas a puestos de elección popular, o cómo funcionarios públicos en altos cargos, abiertamente violentan políticamente a las mujeres… caso concreto, el secretario de Seguridad Pública de Veracruz, Hugo Gutiérrez Maldonado, quien hasta en rueda de prensa afirmó que no le daría permiso a una de sus empleadas para contender por un puesto de elección popular, a menos de que renunciara, pues no se le hacía justo que otros trabajadores hicieran su chamba y más cuando está la pandemia de Covid 19.

Con su argumento, tal parece que Gutiérrez Maldonado está aplicando a su empleada María Sabina Martínez Pinto el artículo 55 Constitucional, donde dice que deben renunciar 90 días antes de la elección los y las que quieran contender a una diputación; sin embargo, María Sabina no está en el ejército, no es mando policiaco, no es secretaria o subsecretaria de Estado, ni titular de algún organismo descentralizado o desconcentrado, mucho menos magistrada, ni ministra… tan solo una empleada más que por sus declaraciones hechas recientemente, se conoce que hasta le quitaron las actividades que realizaba en la Secretaría de Seguridad Pública, que eran de capacitación a los y las  policías en derechos humanos.

Esa renuncia de los 90 días al puesto público es en razón de que el funcionario o funcionaria pudiera hacer mal uso de los recursos públicos a su cargo, pero en el caso de María Sabina ¿Qué recursos maneja dentro de la Secretaría de Seguridad Pública de los que pudiera hacer mal uso?

María Sabina Martínez Pinto no es una improvisada… es una mujer defensora de los derechos humanos y de género que viene trabajando desde hace años en la zona de Zongolica, allá donde hay mucha violencia de género y nadie mete las manos; ha buscado empoderar a las mujeres de la región para que puedan defenderse a través del conocimiento de sus derechos; incluso, si recuerda el Programa “Mujer Segura en el Transporte” que se llevó a cabo hace algunos años en el estado,  ella fue una de las participantes activas.

Si María Sabina ha buscado ayudar a su comunidad, entonces ¿Por qué no se le concede la licencia de 3 meses solicitada a su trabajo en la Secretaría de Seguridad Pública? ¿Será acaso porque el partido que la buscó para ser su representante popular por una curul federal no es del agrado de Don Hugo? Porque de otra forma no puedo entender que se le niegue una licencia solicitada sin goce de sueldo en el cual aparte de su salario le será descontada la parte proporcional de aguinaldo, prima vacacional y antigüedad.

Creo que el Secretario de Seguridad debería echarle una hojeadita al artículo 35 Constitucional donde refiere a los derechos de la ciudadanía, que puede ser votada; así como la Ley 235, que es la Ley de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia para el Estado de Veracruz antes de decir públicamente “Yo desde un principio tomé la decisión de que la gente que vaya a ir a un cargo, que renuncie”.

Ojalá que no sea un asunto personal con María Sabina, pues sería contradictorio que algún funcionario o funcionaria que vaya a un puesto de elección popular esté cobrando, o peor aún, se estén usando recursos públicos estatales para su campaña.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.