Rodolfo López Domínguez busca a su hijo desaparecido desde el 15 de octubre de 2013 en el municipio de Tierra Blanca en fosas clandestinas

Rodolfo López Domínguez
Rodolfo López Domínguez busca a su hijo desaparecido desde el 15 de octubre de 2013 en el municipio de Tierra Blanca en fosas clandestinas FOTO: WEB
- en Carrusel, Estatales

Francisco De Luna / Xalapa, Ver.-Rodolfo López Domínguez, busca a su hijo José Rodolfo López Cruz desaparecido desde el 15 de octubre de 2013 en el municipio de Tierra Blanca. Él, es buscado en vida, pero también en fosas clandestinas.  

Cuenta el papá que a estas alturas ya no importa cómo localizarlo, aunque sea en restos, pero tener dónde poder llorarle. “No podemos dar con él por más que buscamos y pues no. No damos con él, a tal grado que lo buscamos en los Semefos, ya que no podemos encontrarlo en vida”, comentó durante la entrevista afuera de la Dirección General de Servicios Periciales en la ciudad de Xalapa 

José Rodolfo tenía 15 años cuando desapareció en un evento de motos. Ese día estaba acompañado de su mamá, pero bastaron unos cuantos segundos para que desapareciera. “Le pidió a su mamá que lo acompañara. Ella recuerda que le fueron a ofrecer unos boletos de otro evento que iba haber. Suponemos que la distrajeron. Y desde ese momento que al voltear, José Rodolfo ya no estaba”.  

Desde entonces inició el calvario para la familia. Ya han pasado siete años. Lo han buscado en todos lados. En zonas montosas, carreteras “tenía la esperanza de encontrarlo aunque sea golpeado”. Narra que la desesperación de tener indicios, de conocer el paradero de su hijo, él y su esposa han ido a escarbar en los cementerios clandestinos.  

“Hemos ido y encontrado cuerpos. Hemos acudido a donde nos dicen que están extrayendo cuerpos y pues ahí vamos. Les avisamos a los compañeros quienes se interesan porque también tienen familiares, hijos desaparecidos”. También han localizado pedazos de huesos, prendas y demás artículos de los cuales dan parte a la Fiscalía General del Estado (FGE). Pero no a su hijo.  

A siete años de búsqueda, cuenta que han aprendido a reconocer dónde hay una fosa. La tierra es “blandita”. Casi todos los días cargan con una varilla, la cual entierran y si sale positivo, comienzan a escarbar y saber si entre los restos está José Rodolfo. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.