¡Le salió barato! Carlos Romero Deschamps y su suave y convenenciero retiro

Deschamps
Carlos Ramírez Deschamps FOTO: WEB

Atrás quedan las frívolas imágenes de Carlos Romero Deschamps y su parentela junto a la mascota de su nena en vuelos de primera clase o privados. Los relojes de oro de 18 quilates que presumía en el Senado, los Ferrari del zángano de su hijo y los yates donde festejaba a sus más allegados quedarán como vergonzoso testimonio de uno de los hombres más corruptos, producto de un sistema que descansaba en el corporativismo convenenciero. El exhorto de hierro disfrazado con un guante de seda del primer mandatario tuvo efecto inmediato.

El vetusto líder petrolero tuvo que interrumpir sus veladas vacaciones, que en realidad sólo eran una estrategia para mantenerse hasta el 2024; su jugada maestra pretendía que ya sin la presencia de AMLO en el poder, regresara como una malagueña salerosa al poder sindical. Sin embargo, hasta el momento le ha salido muy barato a Carlos Romero Deschamps su jubilación obligatoria; eso lo decimos porque que existe evidencia clara de un desvergonzado enriquecimiento ilícito.

Como muestra, ahí está el desvío de 500 millones de pesos para la campaña presidencial de Francisco Labastida en el 2000 y las múltiples denuncias interpuestas por la PGR por presuntos desvíos del sindicato petrolero. Sin embargo, hasta la fecha sigue intocable y seguramente así será mientras siga al pie de la letra las instrucciones y exhortos del jefe máximo de la 4T.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.