Jaime Bonilla se siente acorralado y perdido y ordena auditoria a Grupo Caliente de Jorge Hank Rhon

Bonilla
Jorge Hank Rhon FOTO: WEB

Jaime Bonilla se siente acorralado y perdido, sabe que si Jorge Hank Rhon llega a sucederlo en la gubernatura, éste con la mano en la cintura sacará todos sus trapitos al sol. Por esa razón, como presa acorralada, este 11 de marzo ordenó una auditoria a 26 empresas del Grupo Caliente. Se sabe que el gobernador pretende confiscar más de 200 máquinas, propiedad de Grupo Caliente. Sabedores de que las encuestas no le favorecen a la amiga cercana de Mario Delgado, Jaime Bonilla busca detener al hijo del profe Hank González, quien ha despertado muchas simpatías entre los bajacalifornianos.

Un empresario polémico pero que ha generado cientos de empleos en un estado que cada día se sume más en una vorágine de violencia. Gente cercana a Jaime Bonilla ha señalado que la gota que derramó el vaso y la bilis del iracundo gobernador fue la propuesta de Jorge Hank Rhon de ofrecer el estadio de Los Xolos y las instalaciones del hipódromo para aplicar la vacuna contra el covid-19.

Y es que el gobernador de Baja California tiene un verdadero desmadre con el asunto de la aplicación de las vacunas. Por lo pronto, Jaime Bonilla se ha convertido en el mejor promotor de Jorge Hank Rhon, su posible sucesor.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.