Explosiones para extraer piedras deja daño en más de 100 viviendas en comunidades de Tihuatlán

Tihuatlán
Las explosiones para extraer piedras en comunidades de Tihuatlán, han generado daños en más de cien viviendas al norte del estado de Veracruz, denunciaron las familias afectadas y quienes están por iniciar denuncias penales contra los dueños de las compañías extractoras FOTO: FRANCISCO DE LUNA
- en Carrusel, Estatales

Francisco de Luna / Tihuatlán, Ver. Las explosiones para extraer piedras en comunidades de Tihuatlán, han generado daños en más de cien viviendas al norte del estado de Veracruz, denunciaron las familias afectadas y quienes están por iniciar denuncias penales contra los dueños de las compañías extractoras.

Los casos más recientes han ocurrido en la comunidad Paso de El Pital, donde las casas tienen paredes partidas y pisos quebrados, esto a causa de las detonaciones.

A decir de los dueños de las propiedades dañadas en el Ejido El Águila, hay una trituradora de piedras y para extraer el material pétreo, usan explosivos para obtener los materiales.

Y las familias han comenzado a organizarse para interponer una denuncia colectiva ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para exigir un alto a las explosiones, la reubicación o reparación integral de sus casas.

Son un promedio de 150 hogares que tienen grietas desde los cimientos hasta la loza. Los habitantes culparon a la compañía Trituradora Santa Clara (TSC) que llegó a la zona rural hace aproximadamente cinco años.

Desde ese momento ha hecho explosiones que desencadenan vibraciones en el subsuelo que llegan a resentirse en los domicilios.

De acuerdo con la señora Ana María González Hernández, una de las afectadas, declaró que, ante los deterioros que tienen varias habitaciones y a los constantes reclamos e inconformidades de las familias, los representantes del corporativo TSC argumentaron que los agrietamientos se deben a los movimientos naturales del tipo de suelo que predomina en esos lugares.

«Las explosiones han sido muy fuertes» y no dudó en asegurar que la trituradora es la responsable de las afectaciones ya que su patrimonio tiene una antigüedad de 30 años y jamás presentó daños hasta que comenzaron las detonaciones en el Ejido El Águila, ubicado a un kilómetro de las viviendas.

«Cada vez que detona se siente un movimiento. Al principio, cuando empezaron a detonar, parecía que era un temblor, no nos explicábamos nosotros, pero se oye el ruido, el temblor y empieza a cimbrarse los vidrios, las ventanas, la losa e inclusive las casas se mueven… a veces las explosiones son bajas, pero en ocasiones son tremendas que algunos vecinos cuentan que se les han caído pedazos de losa».

Es así como describen los afectados por las explosiones para la extracción de piedras en la localidad ubicada en la zona norte de la entidad veracruzana.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.