Alianza en Xalapa, hasta el 1 de abril se sabrá

Alianza
El Papa Francisco en su viaje a Irak FOTO: WEB
- en Opinión

Arturo Reyes Isidoro / Escribió ayer el filósofo español Fernando Savater en su cuenta de Twitter: “Piense usted lo que quiera, pero piénselo”. Ahí se lo dejo.

Viernes, sábado y domingo pasados, el papa Francisco viajó a Irak, a pesar de los riesgos que suponía el viaje, por cuestiones de seguridad y de la pandemia de Covid-19.

Como acostumbra, de regreso el lunes a Roma, a bordo del avión papal, ofreció su tradicional conferencia de prensa (a 38,000 pies de altura).

Dijo que conocía los riesgos. El viaje, para apoyar a la minoría cristiana en el país árabe y para tender puentes con el islam, le costó críticas en el seno de la Iglesia católica.

“Hay algunas críticas de que el papa no es valiente, que es un inconsciente, que está dando pasos contra la doctrina católica, que está a un paso de la herejía. Son riesgos, pero estas decisiones se toman siempre en oración, en diálogo, pidiendo consejo. No son un capricho”, dijo a los periodistas.

Me gusta su actitud. Siempre lo he admirado. Es valiente. Le ha dado una buena sacudida a la Iglesia conservadora y ha tratado, hasta donde ha podido, de adaptar la milenaria institución a la realidad actual.

Pero me llamó la atención que un hombre sabio, que está no solo para dar bendiciones sino también consejos, tome decisiones “en diálogo, pidiendo consejo”, no por capricho. Él pidiendo consejos.

La humildad le es connatural y debiera ser ejemplo del comportamiento humano.

No rehúye el encuentro con el otro en busca de la fraternidad, arriesga (pienso que no hay otra forma de ir adelante) y está dispuesto a dialogar, a pedir consejo, a escuchar.

Me es imposible no tratar de aterrizar lo sucedido, su actitud, sus palabras en nuestro medio. Dimensiono, entonces, cuánta soberbia de los hombres hoy en el poder, que no dialogan, que no piden ni escuchan consejos, que imponen o tratar de imponer sus caprichos. Cuánta humildad les falta.

Sobre su encuentro con el gran ayatolá Ali-Al Sistani, una importante figura de la rama chiita del islam, comentó: “Él, en el saludo, nunca se alza. Y se alzó, dos veces, para saludarme. Un hombre humilde y sabio. A mí me hizo bien al alma este encuentro”.

Me hizo reflexionar: cuántas veces necesitamos ese bien en el alma, sobre todo cuando es producto del encuentro con el otro, máxime si el otro pertenece a otra diversidad.

Cuánto bien le haría, insisto, a los gobernantes. Pero priva a veces el fanatismo, a veces la intransigencia, a veces la soberbia.

Perfila el PRI candidatos

El PRI comenzó ayer a perfilar parte de sus candidatos a las presidencias municipales, a los que contenderán solo bajo la bandera tricolor y a los que encabezarán la alianza con el PAN y el PRD.

El lunes pasado, durante un encuentro de los negociadores en el puerto de Veracruz, los de la mesa estatal (local) se mantuvieron firmes en ir en alianza en Xalapa.

Pero ante la resistencia del dirigente nacional blanquiazul, Marko Cortés, dejaron la decisión final para el 1 de abril, cuando se reunirán todos en la Ciudad de México.

(Lo que se sabe es que si finalmente no se pacta el caso de la capital del Estado, el PRI y el PRD irán en una alianza de facto junto con grupos de militantes panistas que sí quieren la alianza; apoyarán a David Velasco Chedraui como candidato.)

En el caso del puerto de Veracruz, en tanto no resuelvan los tribunales la impugnación que interpuso Bingen Rementería, la alianza va a apoyar y a postular a Miguel Ángel Yunes Márquez como candidato.

Donde definitivamente no van en coalición es en Boca del Río. Juan Manuel de Unanue irá solo por el PAN y el PRI no ha decidido, pero la semana pasada se vio tomando café en la plaza El Dorado al dirigente Marlon Ramírez Marín y al exalcalde Salvador Manzur (por Morena va Nena de la Reguera).

En Coatzacoalcos está firme Carlos Vasconcelos, del PRI, como candidato de la alianza; en Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, priista, también encabeza la coalición; en Poza Rica, Eduardo Velázquez Ayala, del PRD, hijo del exalcalde Guadalupe Velázquez, igual, encabeza la alianza; y en Tuxpan Gabriela Gibb, del PRI, se enfrentará a José Mancha, del PAN, porque no hubo acuerdo para ir unidos.

Un caso singular es el de Córdoba, donde el empresario Guillermo Rivas Díaz, a quien los priistas consideran una carta suya, encabezará la alianza pero postulado por el PAN.

En el caso del tricolor, entre el 15 y el 24 estará registrando sus candidatos en los que hay planilla única o acuerdo con la alianza.

En la capital del Estado, sin hacer mucho ruido, se movilizan en colonias Raúl Arias Lovillo, de MC; Juan Vergel Pacheco, de Morena; Uriel Flores Aguayo, de Podemos; Sergio Hernández, del PAN; David Velasco, del PRI y en cualquier momento puede irrumpir Cinthya Lobato, de Unidad Ciudadana. El senador Ricardo Ahued parece agazapado, pero se sabe que sus operadores también andan activos.

Le fue bien a Manuel Huerta en el segundo día de vacuna

El delegado federal Manuel Huerta se está ganando otra estrellita en la frente, pero ahora del presidente.

En el segundo día de vacunación en el puerto de Veracruz le fue mejor con la encomienda presidencial. Hubo más organización, las vacunas fueron suficientes y su equipo controló mejor el tema mediático con mejor información.

¿Le hará mella su trabajo a los panistas del municipio?

El hombre se muestra, además, generoso. Ayer, en declaraciones que hizo en la radio no se anduvo con mezquindades y le dio crédito al gobernador Cuitláhuac García.

Sostengo que, de los morenos en Veracruz, es quien tiene más colmillo político y el verdadero liderazgo y control político. Por algo lo puso el presidente en la delegación.

Por más que lo nieguen o arguyan otros motivos, pienso y creo que el inicio de la vacunación en la ciudad más grande e importante del Estado fue bien calculado: ahí hay un panismo muy fuerte y, ahí sí le atinaron, solo con trabajo efectivo le pueden hacer mella.

Manuel hace su parte, la está haciendo. De las ciudades grandes contemplan también Xalapa, Córdoba y Coatzacoalcos, y ahí hay muchos votos. Vacunas, vacunas, más vacunas.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.