No son cifras… son personas

cifras
No son cifras… son personas FOTO: WEB
- en Opinión

Salvador Muñoz / Afortunadamente, decía Marlon Ramírez, “no tengo compañeros que me digan ‘me han amenazado’… lo desafortunado, lo grave, es que hay compañeros que han perdido la vida”. Así respondía a una reportera durante la presentación de Anilú Ingram Vallines como coordinadora del programa Recupera Veracruz. 

El cuestionamiento al dirigente del PRI era por saber un número de precandidatos amenazados en el partido, cuando desde hace unos días se habla de que a fuerza, por presión, coerción, aspirantes a cargos de representación popular, han pedido el apoyo de sus respectivos partidos o de plano, se han bajado de la contienda electoral. 

Marlon no quiso hablar de números… habló de personas… hace menos de una semana, en Tamalín, asesinan al tesorero local del partido, Trino Soria… en el sur, triste recordar el caso de Carla Enríquez Merlín y Gladys Merlín Castro… hace ya más de un año, Juan Carlos Molina Palacios… 

Marlon, la reportera, los priístas presentes, quienes escuchamos la videoconferencia, nadie se imaginó por un momento que a esos nombres, que a esos amigos, que a esos compañeros, unas horas después de esa rueda de prensa, se habría de unir el de Melquiades Vázquez Lucas, precandidato por la presidencia municipal de La Perla, víctima de la violencia que reina en Veracruz. 

Ahí, esa frase final de Marlon Ramírez se volvió más contundente: “no tengo compañeros que me digan ‘me han amenazado’… lo desafortunado, lo grave, es que hay compañeros que han perdido la vida”. 

II 

Este jueves, el PRI inició una cruzada interesante con Anilú Ingram Vallines al frente. La propuesta se llama Recupera, que trata de exigir, vía los candidatos del PRI, esos programas que de un plumazo, el gobierno federal quitó a padres de familia y a sus hijos, como son las guarderías infantiles. 

La idea en sí, es buena y más cuando se tiene a una mujer que en su momento, como delegada de Sedesol, recorrió la entidad de arriba a abajo, de extremo a extremo, para la supervisión de los programas pero sobre todo, la atención muchas veces personalizada a aquella gente que encontró en esta funcionaria, algo más que un programa social… confianza. 

Y parte de Recupera trata de eso… de recuperar la confianza, aunque en lo particular, creo que se trata de hacerlo por partida doble: de recuperar la confianza del ciudadano, y de paso, que el priísta recupere la confianza en sí. 

III 

Este jueves, parecía fiesta para el PRI… por un lado, el programa Recupera, que alienta a la militancia e inyecta confianza en que las cosas se pueden componer, no sólo para el partido, sino en especial para los veracruzanos y mexicanos; por otro, celebraron 92 años de vida del Revolucionario. Parecía fiesta, pero el clima enrarecido que empieza a impregnar ahora la contienda electoral, generó un momento incómodo que no sólo debe permear al priísmo, ni al resto de partidos, sean de oposición o no… debe ocupar también al veracruzano… es evidente que todos los días, la inseguridad rebasa al Estado, al Gobierno que queda lejos de preservar la paz social y hoy electoral que demanda el ciudadano y más cuando los puentes de comunicación política, el mismo Gobierno los ha reventado. Sí, Marlon Ramírez tiene razón… no son cifras… son personas. 

[email protected] 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.