¡Cuitláhuac aún no entiende la crisis!

Cuitláhuac
Cuitláhuac García Jiménez FOTO: WEB
- en Opinión

Irineo Domínguez Méndez / Quienes cumplen con sus obligaciones fiscales, tales como pagar impuestos ¡a huevo!, recibieron el año con muchas molestias. Están (estamos) encabronados porque los gobiernos morenistas estatal y municipal han incrementado los montos de varios impuestos y servicios. Haciendo a un lado necesidades, también apremiantes, la población acude a las oficinas gubernamentales para realizar sus pagos. Los funcionarios y burócratas no recienten la crisis que vive la población; a ellos les vale madre que miles de trabajadores hayan perdido sus empleos y que cientos de negocios quebraran por la pandemia. Quienes encabezan los gobiernos conocen la carga que representa el mantenimiento de miles de empleados incrustados en las dependencias gubernamentales y que año con año exigen aumentos salariales, sin importarles de dónde provienen los recursos para pagarles: ¡del pueblo! Nada hacen para evitar que siga creciendo la burocracia, aunque digan que sus gobiernos son austeros.

Cacaraquea el ejecutivo la condonación del impuesto por tenencia vehicular: ¿Que no se paga tenencia automovilística porque se condona? ¡Ni madres, desde el gobierno de Fidel Herrera cambió de nombre dicho impuesto a “Derechos de Control Vehicular y sí se paga bajo este concepto!

Además, continúa el “donativo a huevo” para la Cruz Roja, que sabrá Dios si llega a esa institución; pues, constantemente, vemos colectas para ellos. También sigue apareciendo un cobro denominado “Fomento a la Educación”; ignorándose si es donativo, impuesto o derecho. Luego, entonces, la educación no es gratuita: ¡esa es otra falacia inmunda que nos vende el inepto gobierno! Veamos porqué y ejemplifico con experiencia propia al haber cumplido el procedimiento de inscripción para una alumna de sexto grado de preparatoria: primero: se acude al banco para pagar el costo de los libros y cuota de patronato; posteriormente, se presentan padres o tutores a recoger los libros al plantel educativo y el personal de la escuela cobra la inscripción, como condición para recoger los libros. ¿educación gratuita? ¡Pamplinas!

Volviendo al ejecutivo, éste no informa del cierre de oficinas de Hacienda del Estado y la ubicación de apertura de otras; a lo que suma que sigue pagando rentas de inmuebles, por ejemplo, la ubicada en plaza Ánimas; donde antes se expedían las licencias de manejo.

Ahora, de manera soterrada, “ordena” a los concesionarios de Centros y Verificentros del Sistema Integral de Verificación Vehicular del Estado se conviertan en sus “empleados”. Les mandata realizar una serie de trámites para “garantizar” el cumplimiento de los procedimientos de verificación; tales como video grabaciones y almacenamiento de éstas que estén a la disposición de la autoridad en cualquier momento que las requiera. Entonces, no solo es la imposición de llenados de formatos en línea sino verificar que el pago del servicio se ha efectuado en alguna oficina de hacienda estatal; lo que ocasiona otra molestia para el prestador del servicio y para el sujeto que lleva su vehículo a verificar; esto es así, toda vez que ya no podrá realizar el pago en las oficinas del concesionario.

Por otro lado, con seguridad, para no “crear” colas en las oficinas de hacienda del Estado se podrán realizar pago en tiendas de autoservicio o bancos, ¡claro! con el respectivo cargo del servicio en esos comercios. En resumen, ¡Cui Cui jode a todos los veracruzanos!, sean ricos o sean pobres, esa es “su” 4T. ¡La población exige que se legisle sobre la revocación de mandato! Que se vaya con AMLO.

A nivel municipal, “las actualizaciones” de valores catastrales reflejan un aumento en el total del impuesto a pagar. Igualmente, y de forma extraña, los cobros por consumo de agua potable se incrementaron en noviembre y diciembre del año pasado; el objetivo buscado fue incrementar el cobro a quienes aprovechan la opción de hacer un solo pago anual; a este servicio el alcalde ha “impuesto otra carga fiscal bajo la denominación de donativo”. En otras palabras, busca recaudar más dinero del que no le exigirán que devuelva, como en el caso de recursos federales por causa del subejercicio ¡No jodan, aguas!, ¿será que quiere dinero para realizar otra obra como la inservible ciclovía?

Parece que de los dos gobiernos no se hace uno. Por otro lado, ambos se “hacen de la vista gorda” al tener conocimiento del aumento de otros servicios; tales como el gas doméstico, la electricidad y la gasolina. Incrementos que impactan la precaria economía de todos; pues, los productos de la canasta básica se encarecen. El único que se manifiesta en defensa de los veracruzanos, hasta ahora, es Ricardo Ahued Bardahuil: ¡su salvación!

Otro sí digo. – El delegado sigue sin pagar las becas Benito Juárez y las pensiones de adultos mayores: ¿sigue el probable jineteo? Oculta su incumplimiento “promoviendo la vacunación”, tratando de inútil al titular de la SSA.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.