Mario Lozano, sólo un poco menos “pior” que Jair Garcia; en su momento Mario fue un devoto del “chayote”

Lozano
Mario Lozano Carbonell FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / A mí no me lo cuentan. Yo iba en mi auto escuchando el noticiero que en su momento conducía Mario Lozano Carbonell y le escuché quejarse de que en el gobierno no había dinero, que escaseaba incluso el dinero para el “chayo”; eso dijo Mario Lozano de forma muy claridosa. Lozano Carbonell es muy celebrado por varios compañeros periodistas, curiosamente de esas épocas del buen “chayo”, cuando Fidel todo lo arreglaba con dinero, con embutes. Celebran la llegada de Lozano porque él sí tiene oficio y sabe quién es quién en los medios informativos; pero no se nos debe olvidar que él fue duartistas, de esos de zapatos rojos, cinturón rojo y cartera roja. Ahora bine, muchos también celebran la llegada de Mario Lozano a la Comunicación Social de la Fiscalía del Estado, porque sustituye al nefasto Jair García, un reporterillo que pensó que tocaba las puertas del cielo con ese puesto temporal. Nunca entendió Jair García que él sólo ocupaba el puesto de vocero de una fiscal espuria, de decisiones y arrebatos espurios; Jair García se puso a pelear con los periodistas que criticaban a su jefa espuria, pensando que también eran sus enemigos. Como diría el filósofo José José, “pobre tonto, ingenuo y charlatán”. Nunca supo llevar la oficina, nunca supo ser vocero, antes bien era todo lo contrario, un demudador; personaje que solo disfrazaba la tragedia, el caos y la ineficiencia de una Fiscalía espuria. Pero bueno, llega Lozano Carbonell quien al menos sabe qué se debe hacer en momentos de crisis; pero claro, con una jefa como la espuria Verónica Hernández Giadáns, hasta al mejor cazador se le puede ir la liebre.

López Obrador patea el avispero. A las mujeres que piden al presidente romper el pecto con Salgado Macedonio les dice “ya chole”

Otra más del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ya ha dado muestras de tener poco tacto en el manejo de cierto tipo de conflictos. Aferrado a mantener a su amigo Félix Salgado Macedonio como candidato a la gubernatura de Guerrero, el presidente ha contestado a las mujeres que le piden rompa el pacto contra el presunto agresor de mujeres: “Las respeto mucho. Ya expliqué que esto corresponde al pueblo de Guerrero y corresponde a las autoridades competentes, y di a conocer también que, en épocas de elección, los rivales, los que quieren el mismo cargo, se dice en política, que se es amigo hasta que no se compite por el mismo cargo”. Y así, como harto de que le sigan pidiendo que reconsidere poner como candidato de Morena a un sujeto acusado de violar a varias mujeres, el presidente le contesta a esas mujeres: “Entonces ya, como dicen algunos ‘ya chole’”. El presidente también dio a entender que él no cree en las mujeres que acusan a Salgado Macedonio: “O sea, ¿por qué todo esto? ¿Qué hay detrás? Independientemente de que se trate de una legítima demanda y un asunto delicado. De todas maneras, existo porque dudo”. En palabras coloquiales el presidente, montado en su macho quiso decir, “ya dejen de estar chingando”.

Les dijimos, el presidente, con su “ya chole”, pateó el avispero. Feministas lanzan bombas molotov a casa de campaña de Salgado Macedonio

Antes de que la pandemia pusiera a los mexicanos en confinamiento, los grupos de feministas estaban tomando las calles para manifestar su repudió a los femicidios, asesinatos de niños y conmemoraciones de la mujer. El 8 de marzo de 2020, Día Internacional de la Mujer, en una de las últimas manifestaciones antes de la pandemia, las feministas acudieron a las puertas de Palacio Nacional para lanzar bombas molotov. A pesar de eso el presidente de la República se atreve a patear el avispero de las feministas con su reproche de “ya chole” con el asunto de Salgado Macedonio. Como respuesta las feministas de Guerrero salieron a las calles, llegaron a la casa de campaña de Félix Salgado Macedonio para lanzar bombas molotov. Las mujeres iniciaron una marcha por las calles de Chilpancingo, pero llegando a la casa de Salgado Macedonio, incendiaron la puerta de la entrada. Salgado Macedonio es el candidato de Morena a la gubernatura de Guerrero. El sujeto es acusado por varias mujeres de haberlas violado. Pero aun así el presidente no le cree a las víctimas, pues piensa que todo son ataques contra su amigo. Por eso, harto de esos reclamos les dijo: “ya chole”. ¿Será que el próximo 8 de marzo las feministas vayan a Palacio Nacional a reclamarle al presidente por minimizar el reclamo de las mujeres agredidas? En una de esas sí.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.