¿AMLO en campaña? utiliza programas sociales

Macuspana
Andrés Manuel López Obrador FOTO: WEB
*Dice que podrían desaparecer si pierde MoReNa
*Exige cuentas claras a FGR sobre lo decomisado

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / SOCARRONAMENTE, EL Presidente Andrés Manuel López Obrador busca inculcar en sus seguidores que en caso de que su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional, pierda la elección de Junio, los programas sociales estarían en riesgo, y en ese tenor les pide “aprovecharlos mientras aún existan, porque no se sabe qué destino le deparará a la Cuarta Transformación”. Y no hay nada más falso y engañoso que semejante postura. Y es que los programas sociales –por los que millones de personas están dispuestas a aguantar cualquier ocurrencia de AMLO- no están en riesgo, gane quien gane o pierda quien pierda, puesto que en la edición matutina del 8 de Mayo de 2020, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el decreto por el que se reforma y adiciona el artículo Cuarto de la Constitución que tiene como objetivo elevar a rango constitucional el derecho a la salud, así como los programas sociales, los cuales que incluyen becas a estudiantes, así como ayudas económicas a personas con discapacidad y adultos mayores. En el decreto publicado por el DOF se establece que la “ley definirá un sistema de salud para el bienestar con el fin de garantizar la extensión progresiva, cuantitativa y cualitativa de los servicios de salud para la atención integral y gratuita de las personas que no cuenten con seguridad social”, y se destaca que el Estado deberá garantizar la entrega de un apoyo económico a las personas que tienen discapacidad permanente, priorizando a los menores de 18 años, personas indígenas, afromexicanos hasta la edad de 64 años y las personas en condición de pobreza. El documento puntualiza el derecho a una pensión a adultos mayores a partir de los 68 años, y mayores a 65 en el caso de personas indígenas y afromexicanas. También se describe que se implementará un sistema de becas para las y los estudiantes de todos los niveles escolares de educación pública en situación de pobreza a fin de garantizar el derecho a la educación. Finalmente el decreto señala que el monto de los recursos asignado en el PEF y en el presupuesto de las Entidades federativas que corresponda para los fines señalados, “no podrá ser disminuido, en términos reales, respecto del que se haya asignado en el ejercicio fiscal inmediato anterior”.

POR ELLO la postura de López Obrador no deja de ser electorera, algo que la oposición en su ceguera electorera no ha visualizado y usado para contrarrestar los temores de millones de mexicanos que aún siguen a MoReNa y al Presidente en turno –pese a la violencia que acrecienta huérfanos, viudas, padres que pierden a sus hijos, desaparecidos, feminicidios y falta de apoyo en diversos rubros-, con tal de no perder las becas y apoyos que reciben vía programas sociales que, insistimos, ya están en la Constitución y se pagan con el dinero de los mexicanos que pagamos impuestos, no con los recursos o salario de AMLO como quisiera hacer parecer, por lo que ni siquiera deberían ser tema de discusión o debate, puesto que, aun cuando perdiera el Movimiento de Regeneración Nacional decenas de diputaciones Federales, para volver a modificar la Constitución se requeriría mayoría absoluta, algo que ningún partido conseguirá en los próximos comicios así vayan aliados o no, y aun cuando el Presidente argumente que “hay la mala costumbre que cuando termina un gobierno, después no hay continuidad de los programas, se cambian o desaparecen”.

SU POSTURA el sábado ante campesinos de “Sembrando Vida” de aprovechar ese programa, porque no se sabe qué destino le deparará a la Cuarta Transformación, no deja de parecer un intento de hacerse la víctima de cara a la elección de Junio. En ese tenor, pese a que los programas están en la Constitución, AMLO dice que no son eternos y su gobierno concluye en 2024, por lo que hay que aprovechar el tiempo y la oportunidad”. Y como para dejar en claro lo electoral de su discurso, enfatiza: “ahora que hay un gobierno que voltea ver al pueblo, que no se pierda el tiempo, la oportunidad, porque no sabemos qué depare el destino a los programas gubernamentales”, pues insiste una y otra vez que “hay la mala costumbre que cuando termina un gobierno, después no hay continuidad de los programas, se cambian o desaparecen, incluso aunque el nuevo gobierno pertenezca al mismo movimiento”. Incluso, alerta que también eso podría suceder si regresa la oposición al gobierno federal.

EL PRESIDENTE, sin duda, anda en campaña a favor de su partido, y por ello, sin el menor pudor refiere; “no soy adivino, no estoy hablando al tanteo, es que ahora que se propuso reformar la Constitución, el artículo cuarto, para que se convirtiera en derechos la pensión a los adultos mayores, pensión a niñas y niños con discapacidad y las becas para estudiantes, que la salud fuese gratuita, la atención médica, los medicamentos, bueno hubieron partidos en la cámara que votaron en contra. Ahora ya es un derecho constitucional y quien está en el gobierno tiene que mantener ese programa.

EN EL caso de estos programas, añade, “es difícil dejarlos bien amarrados, por lo que pueden desatarlos, pueden desaparecerlos cuando termine el gobierno, por eso insisto hay que aprovechar el tiempo, hay que sembrar porque es un patrimonio que se deja para los hijos”, y en ese sentido dice que ya se está al límite, pues ya no se podrá ampliar el próximo año, pues ya no habrá tiempo. El presidente también indicó que los ahorros del programa Sembrando Vida, 500 pesos mensuales por sembrador, serán entregados al concluir la actual administración. En ese rosario de recomendaciones, sigue ambiguamente haciendo campaña a favor de su partido, argumentando que ellos, los morenos, son los buenos, y los demás puros corruptos.

POR CIERTO, hablando de esos temas, el presidente dice que pedirá al Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero que informe sobre los decomisos que esa dependencia ha realizado durante lo que va de su gobierno, pues a la fecha no lo ha hecho y eso huele a sospecha. Por lo pronto dice que ya solicitó el informe sobre los decomisos realizados a la delincuencia entre el 1 de diciembre del 2018 y al 12 de Febrero, pues no solo se trata de hacer anuncios de incautaciones, sino que esto se debe poner a disposición del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. “Y hoy en la mañana –el sábado- también di la instrucción que quiero que informemos aquí de cuánto se ha decomisado a la delincuencia desde que llegamos, porque se decomisan bienes, dólares y quiero saber dónde está ese dinero” e insiste: “con todo respeto, ese dinero va a la fiscalía, al ministerio público, pero no va a ser lo mismo, además el fiscal Alejandro Gertz es un hombre íntegro y va a coincidir conmigo que necesitamos aquí poner cuánto se ha obtenido, porque no es: se detuvo una avioneta con tantos kilos de cocaína y tantos dólares, y ya se dio la noticia. Bueno, y ¿cuánto se tiene entonces?, ¿y dónde está?”. ¿Sabrá AMLO algo o lo dirá al tanteo?. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Los mexicanos queremos oportunidades, fuera Lopez, es como una pesadilla tanta mentira y tanta manipulacion le encanta un mexico mal informado, ignorante y dividido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.