Sara Ladrón, la marrullera de la UV. Hace un año decía que teníamos un gobernador sensible que pagó su deuda con el SAT; ahora sale con que el adeudo sigue

Sara Ladrón, la marrullera de la UV. Hace un año decía que teníamos un gobernador sensible que pagó su deuda con el SAT; ahora sale con que el adeudo sigue FOTO: WEB

Hace un año el adeudo al SAT de junio del 2015 a noviembre del 2016 era por un total de mil 685 millones 697 mil 944 pesos. Entonces la marrullera Sara Ladrón agradecía al gobernador Cuitláhuac García el pago de esa deuda: “Estamos conscientes de los tiempos complejos que vive Veracruz y por ello más significado tiene el poder contar con un Gobierno sensible a las necesidades de la educación superior”. El mismo secretario de Finanzas, Lima Franco aseguraba: “Fueron 5 años en que se olvidaron de los reclamos legítimos de la comunidad universitaria, afortunadamente la palabra empeñada del Gobernador hoy se vuelve realidad para cumplir y dar resultados”.  

Ahora, la marrullera Sara Ladrón sale conque esa deuda no se ha pagado. Si no es así que nos explique porque pide una ampliación del presupuesto para pagar un adeudo al Sistema de Administración Tributaria desde 2014: “Es por ello que respetuosamente solicitud a usted sirva otorgar una ampliación presupuestal por la cantidad mil 682 millones 467 mil 895 pesos, cifra que podrá modificarse en tanto el SAT notifique el monto definido”.  

No son los mismos mil 685 millones 697 mil 944 pesos que supuestamente su gobernador sensible les había pagado; sólo le quitaron 3 millones para que la cifra no coincidiera del todo. Sara Ladrón, fiel a su esencia, se presta a ese tipo de juegos políticos sólo para lavarle la cara al gobierno de Cuitláhuac García y ahora reclama ese pago de la deuda pidiendo una ampliación presupuestaria; vaya marrullería. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. Ahora que la actual rectora de la Universidad Veracruzana explique la subcontratación de empleados de confianza y eventuales, hijos y parientes de funcionarios de la universidad veracruzana a través de instituciones sin respaldo académico ni sindical como lo es la Dirección de Comunicación Universitaria Y la Dirección Editorial que niegan convocatoria de plazas de académicos acobijaros por Sindicatos y Dirección de Personal Académico, desvío de recursos en outsourcing en la Universidad Veracruzana…!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.