Los Martínez Ruiz , una familia de cafetaleros

Martínez
Izq. Juan, al centro Abelardo, dcha. Antonio, atrás Raúl Martínez Ruiz FOTO: XALAPA ANTIGUO
- en Opinión

Jorge Díaz Bartolomé / La historia inicia a mediados del siglo XIX con la llegada a Xalapa del inmigrante sefardita Antonio Martínez, un español que vio en la región una oportunidad para trabajar, contraería matrimonio con Angelita Báez; procrearon dos hijos: María, quien fue una reconocida maestra y Juan, quien casó con la maestra alemana Carmen Oelkers, al enviudar, contraería matrimonio con Cruz Ruiz, heredera de una gran fortuna y fincas cafetaleras. Juan Martínez Báez fundó un almacén de conservas y vinos en la esquina de Independencia y 20 de Noviembre, en el centro de Teocelo, siendo en su época la más importante de la región; sus hijos Abelardo Martínez Ruiz y Raúl Martinez Oelcker trabajaron en el establecimiento desde temprana edad. Juan y Antonio se fueron a la capital, el primero estudió abogacía y el segundo medicina. Raúl casó con Amparito Soto y siempre vivió en Teocelo.

El primer beneficio de café en Xalapa propiedad de la familia se construyó en la actual calle 5 de Febrero esquina Aldama; por otra parte, Antonio compraría al señor Tanos José una casona de grandes dimensiones en la calle Murillo Vidal -actual Xalapeños Ilustres-, frente a la parroquia de San José; a finales del siglo XIX había sido un hostal, era tan grande que contaba con 17 habitaciones; la razón era construir en ese lugar el nuevo beneficio seco de café, conservando el húmedo en Teocelo. Fueron 50 años de bonanza del café, con producción de arábigo y un poco de borbón, exportaban a España, Alemania, Japón y Estados Unidos, concretamente a la Casa Volcker. Los hermanos Martínez Ruiz también fueron socios de una juguera instalada en La Orduña. Juan se quedó en la sucursal de Coatepec, Raúl en el beneficio de Teocelo y Antonio operaba la sucursal en Ciudad de México; sus hijos Valentín, Enrique, Antonio e Ignacio Martínez Gama acrecentaron el negocio a tal magnitud, que llegaron a fundar la prestigiada firma “Café Legal” y “Café la Taza”; una compañía que fue vendida en 2002 a la empresa multinacional “La Costeña”, la familia todavía conserva 180 hectareas en la Orduña, Veracruz; por otro lado, Abelardo permaneció en la casa matriz de Xalapa.

Don Abelardo Martínez se casó con Imelda Lobato Cortés, fue consejero de Banamex, presidente de la Cámara de Comercio y uno de los 25 socios de Exportadores de Café, órgano colegiado que construyó el Hotel Xalapa y que fue vendido posteriormente al Gobierno del Estado. Don Abelardo vivió 13 años en la Ciudad de México por motivos médicos, aún así, se dedicó a la venta de plátano y naranja, siendo también un buen negocio; la enfermedad no fue un impedimento para continuar trabajando hasta sus últimos días, con sus hijos Abelardo, Juan, Cecilia, Agustín, María Elena y Beatríz Martínez Lobato. Esta es una breve semblanza de una familia de cafetaleros. -Xalapa Antiguo.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.