Jorge Mier, alcalde de Emiliano Zapata, quiere dejar en su lugar a su esposa, como si él hubiera hecho bien las cosas

Mier
Jorge Mier y su esposa Doralina Quesada Sedas FOTO: WEB

El alcalde de Emiliano Zapata, el grisáceo Jorge Mier, no quedó bien ni con Dios ni con el diablo. Su gestión quedó para el olvido; y es que nunca tuvo entusiasmo por hacer algo por su municipio. Pero lo más grave es que el señor no quedó bien con nadie, pues a él sólo le interesaba quedar bien con el gobernador Cuitláhuac García, otro que tampoco tiene palabra. Pues resulta que este sujeto pretende dejar en su puesto a su esposa, una mujer llamada Doralina Quesada Sedas, que nada sabe de política y mucho menos de administración municipal.

Si Jorge Mier hubiera hecho bien las cosas, igual su partido, la militancia y sus gobernados hubieran visto bien que hubiera continuidad en su proyecto con la esposa. Pero Jorge Mier, alcalde de Emiliano Zapata, hizo mal las cosas, no quedó bien con nadie y por ello está difícil que le permitan poner a la esposa como candidata a esa alcaldía.

Peor aún si se toma en cuenta que quienes aspiran a la alcaldía de ese municipio conurbado de Xalapa son políticos experimentados, como es el caso de Renato Alarcón. Jorge Mier cree que el efecto AMLO le podría hacer el milagro de poner a su esposa y ganar, pero López Obrador ha perdido muchos adeptos, y en Veracruz la mala gestión de Cuitláhuac García va a perjudicar a todos sus candidatos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.