Hipólito Rodríguez, el alcalde que todos los años ha regresado dinero a la federación, dice que él es cuidadoso y responsable con el presupuesto

Hipólito
Hipólito Rodríguez Herrero FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Por supuesto, ni el gobernador Cuitláhuac García ni el alcalde Hipólito Rodríguez iban a gastarse un peso para conseguir vacunas para los veracruzanos, para los xalapeños. Ellos tienen como encomienda regresar dinero a la federación, como lo han hecho en los últimos años. Por ello, hasta parece que lo dice de broma, pero el alcalde pregona que él es muy cuidadoso y muy responsable en eso de manejar presupuestos. Entrevistado sobre la posibilidad de comparar vacunas contra el covid para los xalapeños, Hipólito Rodríguez declara: “Eso lo tiene que hacer el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Salud. En este momento hay que recordar que el mundo en su conjunto y nuestro país está atravesando por una crisis económica. Es muy fácil hablar sin tener la responsabilidad de manejar presupuestos, tenemos que ser muy cuidadosos”. Vaya con este pobre diablo que rompe calles, las pavimenta y las vuelve a romper; vaya con este pobre diablo que cada año regresa recursos a la federación porque no logra dar uso a esos recursos. No por nada Hipólito Rodríguez metió en aprietos a Morena, pues no puede postular a cualquiera como candidato para contender por este municipio, por la mala administración que llevó a cabo. ¡Pobre diablo!

López Obrador, a pesar del covid está de buen humor; sólo tiene dolor de cabeza y fiebre leve; lo dice López-Gatell a quien pocos le creen

En la conferencia de este martes el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, anunció que México ya rebasó los 150 mil fallecidos por causa del coronavirus, de hechos son 152 mil 016 muertes y un millón 778 mil 905 contagios de Covid-19. No son buenas noticia. La buena noticia es que el presidente de México, a pesar de tener coronavirus, se encuentra de buen humor, al menos eso es lo que dice Hugo López-Gatell, un funcionario a quien ya no se le cree nada. Este mismo funcionario, quien dijo que gracias a su fuerza moral el presidente no se iba a contagiar, aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador sólo tiene dolor de cabeza y fiebre: “En su momento tuvo febrícula, es decir, temperatura corporal mayor a 37.3 y menor a 38 grados centígrados en la toma axilar”. Los que han padecido coronavirus saben que esos dolores de cabeza no son cualquier cosa, no son de esos dolores que se quitan con una aspirina. Por supuesto, esperamos que el presidente salga lo más rápido de este trance y que lo haga sin que su estado de salud se agrave. Pero lo que más esperamos es que una vez que se recupere ya tome en serio esta pandemia. El primer acto, después de salir del covid, podría ser quitar a López-Gatell como encargado de la pandemia.

La disculpa pública de Fernández Noroña a Adriana Dávila, más por obligación que por honestidad; el tipo sigue siendo un troglodita

Por supuesto que, si el Instituto Nacional Electoral no hubiera obligado a Gerardo Fernández Noroña a disculparse, éste no lo hubiera hecho por la sencilla razón de que el señor no cree que haya violentado a ninguna mujer. Pero el INE amagó a Fernández Noroña, si no se disculpaba, lo incluirían en la lista de personas que practican violencia política o física, y no lo dejarían participar en el proceso electoral de 2021. Sólo por eso Fernández Noroña tuvo que disculparse: “En acatamiento a la sentencia de la máxima autoridad electoral y asumiendo la responsabilidad y el alcance de mis palabras, ofrezco una disculpa pública a la diputada federal Adriana Dávila Fernández, por las expresiones que utilicé en el Congreso de Tlaxcala el 4 de octubre del 2019”. Para Fernández Noroña la expresión “ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca” no es violencia política, sólo es lenguaje coloquial, pero de todos modos se disculpó. Por su parte la diputada Adriana Dávila anotó en respuesta: “Los servidores públicos están obligados a medir el alcance de sus palabras y pensar el daño que estas pueden causar si se usa la ofensa, la calumnia y la descalificación en lugar de los argumentos”. Al parecer pusieron en su lugar al diputado troglodita, sólo se espera que asista a los cursos de sensibilización sobre violencia física para que en otra ocasión entienda el daño que pueden causar sus insultos.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.