Norberto Rivera Carrera, amigo de los hombres del poder, hoy se debate entre la vida y la muerte por el covid-19

Norberto
Norberto Rivera Carrera FOTO: WEB

Nadie quisiera estar en las pantuflas de Norberto Rivera Carrera. Los informes de su gente más cercana dicen que está muy grave, que de hecho ya está intubado. Se sabe que el arzobispo emérito de la Ciudad de México fue internado el martes de la semana pasada, 12 de enero, en el hospital Mocel. Considerado como un hombre muy rico, resulta difícil de creer que no pueda pagar 80 mil pesos como garantía de pago.

Al religioso siempre se le vio rodeado por políticos y expresidentes de la República, razón por la cual era severamente cuestionado. Hasta el momento, las autoridades eclesiásticas se han hecho de la vista gorda y no ha declarado nada al respecto. Como podemos ver, la vida está llena de contrastes, Norberto Rivera fue Cardenal más de 12 años, de 1995 a 2017.

Sin embargo, por si las moscas, la Iglesia ya el dio el Sacramento de la Unción de los Enfermos, también conocido como Extremaunción, un acto litúrgico realizado por la Iglesia católica para alguien que está cerca de la muerte o simplemente por su edad avanzada. Por lo pronto, el excardenal se debate entre la vida y la muerte.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.