Comercializar vacuna en Veracruz. La intención es loable, pero es posible que el gobierno federal no lo permita; sería quitarle su comercio electoral

Vacuna
Sputnik V, la vacuna rusa contra el covid-19 FOTO: WEB
- en Carrusel, Opinión

Armando Ortiz / Mucho entusiasmo ha causado entre los veracruzanos la posibilidad de que la vacuna Sputnik V pueda ser comercializada en Veracruz. Por supuesto, tarde o temprano se tendrá que dar este hecho; esperemos que no sea demasiado tarde y que el número de muertos en nuestro país se multiplique. Se escucha muy entusiasmado el empresario Alejandro Cossio cuando dice que en una semana podrían llegar las primeras 500 mil dosis de la vacuna rusa, sin embargo, él sabe que pasar el filtro de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, Cofepris, no está fácil. Tampoco debe ignorar que la vacuna es un activo electoral de la Cuarta Transformación, por eso ellos se están reservando el derecho exclusivo de aplicarla, sin importarles que la gente siga muriendo. Tener acceso a la vacuna aliviaría en mucho a la población, a los veracruzanos; tenerla a nuestro alcance lo más pronto posible sería estupendo. La enfermedad está golpeando a las personas, a veces de una manera fulminante. En menos de un mes una persona que ayer sonreía, podría morir. Tener para estas personas la vacuna de manera inmediata sería una bendición. Pero López Obrador no va a permitir que el único activo que le queda para no ser derrotado en las elecciones puedan tenerlo otros. Antes los mapaches electorales mercaban despensas por un voto, otras veces monederos electrónicos; hoy será una vacuna. Suena criminal, pero así es.

“Entonces qué… ¿los de la DEA son unos pendejos?”, le pregunta Aristegui a Gertz Manero. “Yo no llegaría a una calificación de esa naturaleza TODAVÍA”

La Fiscalía General de la República filtró a algunos medios lo que supuestamente son las pruebas que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos recopiló para acusar a Salvador Cienfuegos por el delito de narcotráfico. Los chats de conversaciones entre narcos, con coloquialismos, faltas de ortografía, en donde muestran su confusión al no poder identificar al “Padrino”, hacen ver a la DEA como una bola de pendejos, que con esas minucias quisieron enjuiciar a un general mexicano. Es por ello que, ya que se dieron a conocer esas pruebas, la periodista Carmen Aristegui preguntó al fiscal Alejandro Gertz Manero: “Entonces qué… ¿los de la DEA son unos pendejos?”. Lo pregunto porque las pruebas mostradas los hace ver así. Gertz Manero, que vio la intención de la pregunta contestó: “Yo no llegaría a una calificación de esa naturaleza todavía. Lo que sí te digo con toda claridad es que estos señores de la DEA llevaron en secreto un asunto que debieron haber llevado en colaboración, ¿por qué no lo llevaron en colaboración (con México)? Con esas dudas y esas sospechas (contra el gobierno México) ¿nos entregan a un delincuente?, ellos están colaborando con una duda, con una pretensión de esa naturaleza y nos devuelven a un supuesto delincuente, ¡por favor!, ¿de qué se trata?”. Es decir, para Gertz Manero los de la DEA “todavía” no son pendejos, “todavía” eh.

Pues no que era dueño de gasolineras y una colección de autos; Norberto Rivera no tiene para pagar hospital. Está grave por Covid

De Norberto Rivera se dijeron tantas cosas. En primer lugar, se dijo que fue un encubridor de pederastas, pues protegió al sacerdote Nicolás Aguilar, quien está acusado de violación de varios niños. También se dijo que era dueño de varias gasolineras, de una colección de autos de lujos y hasta que había vendido a los chinos los derechos sobre la imagen de la Virgen de Guadalupe, esto para poder comercializarla hasta en cobertores. Es por ello que no se explica uno el llamado que hacen los amigos del cardenal, quienes dicen que Norberto Rivera Carrera no tiene para pagar el hospital particular donde le están dando tratamiento contra el coronavirus. Los familiares de Norberto al parecer no se quieren hacer cargo de los gastos, pues los directivos del Hospital Mocel donde se encuentran han declarado: “Los responsables del nosocomio ahora buscan a los familiares cercanos del arzobispo Rivera Carrera para que ellos absorban las cuentas que se acumulan y no serán pocas ante la situación de gravedad que debe enfrentar la familia del emérito”. Ni el arzobispado ni los familiares ni el presidente, al que le bautizó un ahijado, han respondido por los gastos del otrora todopoderoso cardenal Norberto Rivera Carrera.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.