López Obrador cómplice de la FGR, quien a su vez se vuelve cómplice de Cienfuegos, quien a su vez es acusado de ser cómplice de narcotraficantes

López Obrador
López Obrador cómplice de la FGR, quien a su vez se vuelve cómplice de Cienfuegos, quien a su vez es acusado de ser cómplice de narcotraficantes FOTO: WEB

Cuando hablamos de un cómplice, hablamos de una persona que se complica con otra, que se implica, que se enreda. Esto es lo que le pasa al presidente López Obrador, quien cree que su presupuesto de honestidad está igual que en 2018 y por ello se atreve a implicarse en la decisión de la Fiscalía General de la República de no ejercer acción penal en contra de Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional. Como señalamos, López Obrador piensa que su crédito sigue alto y que, si él sostiene que Cienfuegos es inocente, entonces todo el pueblo de México deberá creer que es inocente; pero las cosas en México ya no están como en 2018, cuando una abrumadora mayoría le entregó la presidencia y el Congreso federal.  

En los Estados Unidos no dejaron en libertad a Salvador Cienfuegos porque lo consideraran inocente. Elementos de la agencia antidrogas de los Estados Unidos señalaron que había pruebas suficientes como para enjuiciar y encarcelar al “Padrino. Se habló de audios de conversaciones de Cienfuegos con narcotraficantes y pruebas de sus finanzas.  

Pero la FGR en unas cuantas semanas desestimó todas esas pruebas y declaró que Cienfuegos es tan inocente como una paloma. Pero necesitaban un aval, un cómplice, y por ello López Obrador declaró en cadena nacional que el exsecretario de la Defensa Nacional era inocente. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.