De luto Iglesia Católica por muerte de vocero de la Diócesis de Veracruz; refuerza medidas sanitarias para evitar contagios

Vocero
El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, lamentó el fallecimiento de su homólogo en la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, a causa del SARS-CoV-2 (covid-19) FOTO: JUAN DAVID CASTILLA
- en Carrusel, Estatales

Juan David Castilla Arcos / Xalapa, Ver. El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, lamentó el fallecimiento de su homólogo en la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, a causa del SARS-CoV-2 (covid-19).

El Sacerdote estuvo internado desde el pasado 2 de enero en el hospital de la Beneficencia Española, ubicado sobre la avenida 16 de Septiembre, en la zona centro del Puerto de Veracruz; sin embargo, este jueves 14 de enero perdió la batalla contra dicha enfermedad.

Díaz Mendoza fue párroco de la Catedral de Veracruz “Nuestra Señora de la Asunción” y vocero desde hace varios años en la Diócesis de Veracruz.

«Es una noticia que nos ha llenado de mucha tristeza, porque el Padre Víctor era una persona muy conocida, un sacerdote muy trabajador y comprometido en la Diócesis de Veracruz, además muy conocido porque por muchos años estuvo prestando servicio en la vocería de la Diócesis de Veracruz», refirió Suazo Reyes.

El Presbítero también expresó sus condolencias a los familiares de Víctor Manuel, así como también, a la Diócesis de Veracruz y a todas las personas que trabajaban con él.

Recordó que cuatro sacerdotes de la Arquidiócesis de Xalapa han muerto por complicaciones en su salud, luego de contagiarse de coronavirus. Se trata de los padres Gilberto Suárez, Álvaro Fernández, Jesús López y Gabriel Magaña.

«Estos cuatro sacerdotes murieron por estas causas. Dos de ellos ya eran personas mayores, los otros no eran personas tan grandes de edad, pero esos son los casos que tenemos en Xalapa», añadió.

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa aseguró que han sido aplicadas medidas sanitarias en las iglesias para evitar contagios y la propagación de la enfermedad.

Recordó que el año pasado fueron cerradas las puertas de los templos para trasmitir en redes sociales las celebraciones eucarísticas y evitar las aglomeraciones.

Además, en la actualidad, continúan llevándose a cabo trabajos para la desinfección de los espacios religiosos y supervisiones para garantizar la sana distancia, el uso de cubrebocas, el chequeo de la temperatura corporal y la aplicación de gel antibacterial.

«También hemos limitado la participación del personal, es decir, que no sean muchas las que estén en los servicios para que todos aquellos que estén en una situación de riesgo no se expongan».

Suazo Reyes comentó que han sido cancelados todos los eventos masivos y los encuentros de catequesis, para reducir los riesgos de contagio entre la comunidad católica.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.