Cuic… ¡Confirmen por favor!

Confirmen
Tuit de Marietto Ponce sobre si Cuitláhuac García es el gobernador más pendejo de la historia del país FOTO: SALVADOR MUÑOZ
- en Opinión

Salvador Muñoz / Desde hace muchos años, en cada proceso electoral, surge por allí un candidato sui generis que da lugar a la polémica, a la discusión, a desgarrarse las vestiduras en nombre de la política. Aunque cada ocasión parece nueva, tengo la sospecha de que el PRI fue pionero en estos eventos con personajes singulares.

Imagino la cara de los políticos cuando se enteraron que el PRI llevaría a Irma Serrano como candidata a diputada. No hablo de los ciudadanos, que seguro estaban emocionados de ver a La Tigresa compitiendo en la política… si había salido airosa junto con el Santo de su enfrentamiento con los zombies, cuantimás lo haría con los políticos… ¿pero entre los políticos ver a una cantante, vedette, escritora, actriz, cubierta en el velo de haber sido amante de un gobernador veracruzano y de un presidente de la República?

Algo debió tener Irma Serrano que después el PRD la tomó como candidata al Senado…

El Partido Encuentro Solidario en algunos puntos del país está apostando a ex jugadores de balompié para disputar cargos de elección popular. Ahí están el Bofo Bautista, Jorge Campos, El Abuelo Cruz, entre otros.

La reacción del respetable de las redes sociales es de menosprecio a estas propuestas. Se entiende, pero no se comparte. La figura del Atleta o Deportista es mal vista por una idea de que hay sana distancia entre músculo y materia gris. Lo mismo ocurre con los personajes de la farándula, como saber que Kiko (Carlos Villagrán) va por la candidatura a la Gubernatura de Querétaro por un partido local: ¡No les simpatiza! Me entero que Redes Sociales Progresistas postulará a alguien de los Ángeles Azules: Amo su inocencia… amo sus errores

Al final, tenemos partidos que apuestan más por la pasión del ciudadano que por la razón del ciudadano, sea a través de estrellas de la farándula o deporte, o revolviendo las vísceras del electorado, como fue el llamado efecto AMLO, con las consabidas consecuencias y políticos que llegaron bajo este esquema pasional. Por eso, quizás por eso, puede ser que hoy, lleven a tu, mi, nuestro Gobernador (legalmente así es) a la escala de esta pregunta que Marietto Ponce hace en tuiter: “¿El gobernador más pendejo en la historia del país será Cuitláhuac? Confirmen por favor”.

Lo preocupante no es el adjetivo con el que califica al mandatario estatal veracruzano, motivado por la corta, muy cortita respuesta que dio con respecto al fenómeno del Covid y la Cepa Nueva detectada en Inglaterra: “Nosotros no tenemos ningún aeropuerto que reciba pasaje de Inglaterra, no tendríamos por qué tener esa preocupación contra esa cepa”.

Tampoco por las reacciones que lo ponen al nivel del Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, seguidos por Luis Miguel, no el Sol, sino el Eclipse Barbosa Huerta, el mandatario de Puebla, así como la gobernadora Claudia Sheinbaum, de la Ciudad de México.

Este fenómeno social, el de calificar como “Pendejo” a la autoridad, tampoco es nuevo. Denostar a quien ejercita el Poder es como una especie de deporte nacional: el alcalde es un pendejo, el diputado es un pendejo, el Gobernador es un pendejo, el presidente es un pendejo… ¡todos son unos pendejos, menos los ciudadanos!

Desde hace años, referirse a las autoridades en tonos injuriosos, no era más que una especie de desahogo por ver al Sistema en el Poder en un estatus y verse uno en otro, sin que hubiera visos de un cambio.

Decirle “Pendejo” al Poder, fuera entre dientes, mascullando, o a los cuatro vientos, era un desfogue… el asunto es que hoy, llamar al Gobernador de Veracruz “Pendejo”, no se trata del escape de una frustración social, sino algo que podría ser más terrible: una realidad.

Tranquilos seguidores de la Cuatro T o en su defecto, admiradores de Cuic… no todo es negativo… independientemente del adjetivo que en tuiter endilgan a Cuitláhuac, lo cierto es que además de ser un xalapeño que ya pasó a los anales de la historia política como el primer gobernador de izquierda en Veracruz, en una de ésas, Marietto Ponce ya le hizo el favor de ponerlo como el gobernador más pendejo en la historia del país… ¡Confirmen por favor!

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.