Avanza caso contra nuevos Porkys

Porkys
El caso de los nuevos Porkys FOTO: WEB
- en Opinión

Filiberto Vargas Rodríguez / 

Prefacio. 

“Ignorantia juris non excusat (del latín: “la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley”), un principio jurídico absoluto. *** El hecho de que el gobernador Cuitláhuac García sea ingeniero, y no abogado, no lo justifica para “sugerir” violaciones a la Ley o al Debido Proceso. *** La mañana de este lunes, el mandatario veracruzano sugirió que la decisión de un juez –totalmente apegada a la Ley- de dejar en libertad a un sujeto señalado de extorsión, provocó que, una vez fuera, sufriera un atentado que les costó la vida. *** “Lamentablemente, el juez no encontró suficientes elementos para darles prisión preventiva, lo que hubiera evitado la muerte de uno de ellos. Por quererle proteger unos derechos, lo llevó finalmente a la muerte”. *** O sea, en la lógica del gobernador, si el juzgador hubiera violentado la Ley y hubiera ordenado la medida cautelar de prisión, en estos momentos esa persona estaría con vida. *** Tan sólo por sugerir ese escenario, el gobernador podría incurrir en un delito que contempla el Código Penal para el Estado de Veracruz, en su artículo 268: “A quien públicamente incite a cometer un delito o haga apología de éste o de un vicio, se le impondrán de uno a tres años de prisión y multa hasta de 40 días de salario”. *** ¿Por qué no considerar una circunstancia diferente? ¿Por qué no cuestionarse qué habría sucedido si el Fiscal que llevaba el caso hubiera sustentado de manera sólida y contundente su petición de la medida cautelar de prisión? *** ¿Teme, acaso que un cuestionamiento en ese sentido exponga la principal debilidad de la Fiscalía General del Estado (su incapacidad e impericia para procurar justicia)?

* * * 

A principios del 2020, la organización civil “México Evalúa” dio a conocer los resultados de una investigación sobre la violencia en contra de las mujeres en el país y concluyó que el 99.7% de los delitos de violencia sexual contra mujeres no fue denunciado. El estudio analizó los delitos cometidos entre julio y diciembre de 2019.

Dicha investigación comparó los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) y advirtió también que más de 6 millones de mujeres fueron víctimas de algún delito de violencia sexual durante el periodo revisado.

Sylvia Mesa Peluffo, psicóloga e investigadora del Centro de Investigación de Estudios de la Mujer (CIEM) en Costa Rica arroja luz sobre las razones por las que no se presentan las denuncias de violación, o tardan en presentarlas.

“Muchas veces el ambiente no es propicio para la denuncia. En lugares donde hay mucha discriminación contra las mujeres la exposición a la violencia es más grande y la posibilidad de denuncia es menor (…) Otra cosa que pasa es que los procedimientos legales son largos y victimizantes. Si yo denuncio que hoy me violaron probablemente ese caso llegue a juicio en cinco años. La prueba es dificilísima y un alto porcentaje de los casos se queda sin sanción”.

En este mismo espacio se trató el caso de una joven de 19 años de edad, radicada en el municipio de Boca del Río, quien denunció haber sido drogada y abusada por tres muchachos, cuando acudió a una reunión social, en agosto del 2020.

Luego de sobreponerse a las naturales dudas sobre si debía denunciar el hecho, tras confesarlo a sus padres decidió con ellos acudir ante las autoridades y narró lo sucedido.

La joven –“R”- acudió a una fiesta a la que fue invitada para celebrar el cumpleaños de un amigos –“D”-, en la calle Miguel Hidalgo, de la unidad habitacional Río Jamapa, en Boca del Río.

“Recuerdo que me tomé dos vasos de Coca Cola con Bacardí, y un shot de Smirnof con una amiga, hasta que después sólo recuerdo estar entrando a la reja por fuera de la casa de “M” (su amiga, quien la acompañó todo el tiempo)… yo no me sentía bien, ni siquiera sabía cómo había llegado ahí”, narró en su declaración.

Del lugar de la fiesta, “R” fue sacada por tres jóvenes universitarios, cuyas edades oscilan entre los 22 y los 24 años, identificados como Diego, Ricardo y Moisés.

“Después supe que eran el primo de Diego y su amigo. Diego iba manejando y ‘M’ iba al lado de él, yo conscientemente nunca me subiría a un coche con tres hombres que no conozco, porque a dos de ellos no los conocía, ni había visto nunca y solo reconocí a Diego por ser el hermano mayor de mi amigo D”.

Lo último que “R” recuerda de aquella noche es que dos de los sujetos (uno de cada lado de la cama) le estaban quitando el pantalón. “Yo no podía hacer nada para evitarlo”, se lamenta.

Conforme avanza la investigación, familiares de los jóvenes acusados de violación, han propalado la versión de que “R” y su familia habían pretendido extorsionarlos.

Ellos lo desmienten. Advierten que han dado los pasos necesarios ante las autoridades para que los responsables paguen por sus delitos.

Se le cuestiona a la especialista Sylvia Mesa Peluffo:

— ¿Es posible que una víctima no se dé cuenta en ese momento que está siendo violada sino unas horas después o semanas después?

— Hay situaciones donde las mujeres no saben qué fue lo que pasó. Es cada vez más frecuente. Se despiertan y están en la cama con una persona que no conocen, porque ingieren algo que les hizo perder la memoria. La violencia sexual es muy fuerte y produce un estrés postraumático. La persona se vio sometida a una experiencia que no podía manejar y en la cual temió por su integridad. El estrés postraumático tiene el problema de que, si yo hablo de lo que pasó, se hace una realidad para mí. Cuando lo cuente lo voy a vivir con la misma carga emocional de lo que me pasó, y eso duele mucho. Por eso, muchas veces las personas no consiguen hablar. Si a eso le agregamos que en esta sociedad es posible que no le crean, y le agregamos que le van a echar la culpa a ella, hay factores que empujan a que la gente no hable.

En el caso que nos ocupa, el proceso se ha llevado puntualmente y existen elementos probatorios suficientes para sancionar a los responsables.

No habrá artimaña que valga.

* * * 

Epílogo. 

A propósito del conflicto vivido en Estados Unidos, con la invasión del Capitolio por parte de simpatizantes del Presidente Donald Trump y el debate sobre el uso que se dio en ese caso a las redes sociales, le recomiendo leer el análisis del abogado Fidel Ordóñez Solana en la edición de este lunes 11 de enero del periódico El Dictamen (página 3). El título les dará una pista de su contenido: “La Libertad de Expresión es un privilegio de los gobernados, no una facultad de los gobernantes”. *** Este lunes se tuvo la confirmación de 7 mil 594 nuevos casos de contagio de Covid-19 y de 662 fallecimientos provocados por complicaciones graves de la enfermedad, con lo cual el registro nacional llegó a un millón 541 mil 633 personas que han tenido la infección y 134 mil 368 que han perdido la vida por esta causa. *** José Luis Alomía, director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, destacó que la tendencia de la curva epidémica registró un incremento de 4% en la última semana de diciembre de 2020, con respecto a la semana 52 (del 20 al 26 de diciembre). En cuanto a la ocupación hospitalaria, resalta la situación en Ciudad de México, donde 91% de las camas disponibles están ocupadas, mientras que las que tienen ventilador están ocupadas en un 84%. *** En Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García anunció que este martes llegarán las primeras vacunas contra Covid-19 (poco más de 14 mil dosis) y serán destinadas al personal que atiende la pandemia. “Todo enero y principios de febrero (se atenderá al) personal de salud. Concluyendo esa etapa van la de adultos mayores vulnerables”, explicó.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.