Joaquín Guzmán Avilés, operación reventar la alianza; el dirigente panista al servicio de los morenos

Turismo
El dirigente estatal del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilez FOTO: JUAN DAVID CASTILLA

Joaquín Guzmán Avilés se quiere vender caro, pero la militancia ya conoce su precio. El dirigente panista dice que los dirigentes de los partidos de la alianza que conformarían PAN-PRI-PRD quieren sacar adelante sus caprichos electorales, sin embargo, aquí el único caprichoso es él, quien está montado en su macho pretendiendo pavimentarle el camino a los Rementería, uno de sus tantos patrones. El otro patrón de Guzmán Avilés es el gobierno actual, quien debe de estar prometiéndole el oro y el moro.

Es por ello que el llamado “Chapito”, desde su postura intransigente, sigue amagando con salirse de una alianza que ya está pactada desde la dirigencia nacional. Varios reveses se ha llevado Guzmán Avilés, quien en algún momento se convirtió en una especie de vocero del gobierno morenista de Veracruz, subiendo a su muro noticias que el mismo gobierno promueve, teniendo una corte de pseudo periodistas que están al servicio de Éric Cisneros y Cuitláhuac García.

Primero dice que el PAN se saldría de la alianza, después dice que está dispuesto al diálogo. Pero su estrategia es estirar lo más que se pueda hasta que la alianza se reviente. A Joaquín Guzmán Avilés, dirigente estatal del PAN no le importaría llevar el sello de traidor, peores cosas le han endilgado.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.