CGCS en Veracruz es foco de infección de COVID-19 y abusa de los derechos laborales

CGCS
Alto contagio de COVID-19 en CGCS de Iván Luna FOTO: WEB
- en Opinión

Claudia Guerrero Martínez / El tema obligado a tratar, es la situación de los trabajadores de la Coordinación General de Comunicación Social del Estado, quienes estuvieron expuestos al contagio por COVID-19 en las oficinas de esta dependencia, ubicadas en la calle de Américas no. 58, en Xalapa. Hoy, estas mismas instalaciones fueron cerradas por ser un foco de infección y ser enorme la presión de la opinión pública y mediática al informa la muerte de la empleada de la CGCS Tania Merino, caso del que se destapó la negligencia, abuso laboral y acoso en contra de una mujer quien una y otra vez exigió trabajar en casa, por ser diabética confirmada y sus jefes nunca atendieron ese derecho, obligando a ella y otros a laborar estando enfermos por COVID-19.

La Contraloría General del Estado ya está informada de todos los casos de negligencia perpetrados por Iván Joseph Luna Landa y uno ellos, según nuestras fuentes en esa dependencia, llegaron documentos, que fueron enviados a la Contraloría General, Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Poder Judicial, Secretaría de Finanzas y Planeación o en la Oficina del Gobernador, en donde llegó una demanda interpuesta por la extitular del área jurídica María Antonieta Vera Hernández, quien será ahora la protagonista de esta historia. No pierdan este caso indignante y cómo los “Honestos” no son tan honorables.

María Antonieta Vera Hernández, quien fungió como Directora del Jurídico de la CGCS expresa en su demanda que sus jefes inmediatos obligaban a los empleados a laborar en medio de una pandemia incontrolable y contagio en las instalaciones estatales. El criterio de Iván Joseph Luna Landa es que los trabajadores de confianza, deberán presentarse, aun cuando fuesen de alto riesgo y en el caso de María Antonieta, ella se contagió de dengue, según resultado oficial y  luego a COVID-19, dejando de laborar por 15 días, en julio del 2020. Sus actividades diarias eran el atender a personal y representantes de medios de comunicación en una reducida área, quienes exponían su inconformidad y quejas, por el pésimo trato que les daba Iván Luna Landa. Con base a lo expuesto, María Antonieta se dedicó a ser bombero que calmaba constantes incendios, pues la Prensa y la CGCS sostenían una relación nada tersa y  el mismo Iván Luna le pidió  apretar  normas y reglas, en contra de los empleados. Ante los brotes en descontrol de COVID-19 en esta administración, se optó por poner un corto horario, para evitar más contagios.

En su demanda, afirma haber sido humillante la forma como le revocaron el nombramiento como Directora del Jurídico de la CGCS y eso motivó a que interpusiera una demanda laboral por despido injustificado, actos de discriminación y violencia de género.

Lo interesante de esto, la Contraloría General del Estado está siendo presionada para que actúe en contra de María Antonieta Vera, por una presunta investigación interna en la CGCS, la cual tiene tintes de venganza, para intimidarla por haber interpuesto demanda laboral por despido injustificado. Le están creando delitos realizados por el mismo Iván Luna Landa y sus staff de pillos, acusando injustificadamente a la propia Antonieta. Cabe decir que la exdirectora del Jurídico realizó acciones injustas en contra de los empleados, pero eran órdenes del propio Luna Landa.

Existe delincuencia organizada dentro de la CGCS. Peor, que la impuesta por María Gina Domínguez Colio, acusada de dar convenios a más de 50 medios de comunicación fantasmas y de su propiedad. Y qué es lo que pide María Antonieta Vera Hernández: Pago de indemnización por despido injustificado; pago de salarios vencidos desde su despido, el 15 de septiembre del 2020; pago de prima de antigüedad, vacaciones, aguinaldo y pago de horas extras.

Y en el documento relata: “Cabe hacer mención que el titular de la Dependencia C. Iván Joseph Luna Landa, siempre fue una persona de tratos hostiles, groseros y hasta violentos, con la suscrita, en su mayoría cuando los medios de comunicación se quejaban de la documentación que se pedía como requisito para favorecer pudieran ser proveedores de servicios de difusión de las acciones, obras y servicios del Gobiernos del Estado, su trato con la suscrita era denigrante y opuesto a la pretensión de la solicitud de los documentos y en total beneficio de medios de comunicación incumplidos; además, de que las solicitudes llegadas al portal de transparencia, se tenía la consigna de no entregar ninguna información cualquiera que fuera su naturaleza. En razón a ello, al tratar de explicar las consecuencias de sus instrucciones su respuestas eran hostiles, groseras y violentas, con tonos y palabras amenazantes, imponiendo como titular sus decisiones en contravención con las leyes aplicables, negándose a transparentar la función de la dependencia a su cargo, teniendo como prueba el incumplimiento a las obligaciones de transparencia que pueden verificarse en http://www.veracruz.gob.mx/obligaciones-de-la-ley-875-de-transparencia/, ya que como se apreciaría de ello el cargo como Titularidad de Unidad de Transparencia no se encuentra señalado, violentando con ello incluso la normativa interna a la que se debe sujetara que es el Reglamento Interior de la Coordinación General de Comunicación Social, situación que por instrucciones a Unidad Administrativa no se cumple”.

Y va más allá: “Así las cosas, con fecha veintiséis de agosto de dos mil veinte, por medio de un oficio que me entregó el titular de la Unidad Administrativa C.P.A Alfonso Galicia, mismo que contenía la revocación del poder que me hubiese entregado al inicio de mi encomienda para representar a la dependencia demandada, signado por la titular de la notaria 33 con sede en Xalapa, Veracruz, sin haberme previamente señalado el motivo de esa situación y aún menos el motivo de la decisión, y siendo los portadores de la solicitud de mi renuncia los CC. Luis Alberto López Casas Director General de Información y uno de los asesores de la dependencia Néstor Rocha Guerrero. A lo cual de manera coincidente manifestaron que era una total grosería de parte del C. Luna Landa lo acontecido, pero que eran sus instrucciones, incluso al tratar de hablar con él de manera personal buscando explicación de la situación se negó incluso ni siquiera leyó los mensajes que le envíe por la plataforma de WhatssApp”.

Como vemos, la situación de Iván Luna Landa deberá de ser analizada por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, no en el ámbito de amigo, compañero de cuarto y confidente, sino como un funcionario que ha colocado a la CGCS en un punto de quiebra, pues por un lado, los trabajadores se están contaminando y algunos han muerto, así como demandas laborales de exfuncionarios aliados de ellos, quienes no van a tolerar despidos injustificados y por el otro, los medios de comunicación que exigen pagos y la mala relación con Prensa crítica que la opinión pública sí lee, así como los discursos y ocurrencias que hace Iván Joseph Luna y siempre, siempre, ponen en ridículo al gris y estulto Gobernador de Veracruz.

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.