Duartista Mota de la corrupción a la diputación

CNOP
Xalapa, Ver. Adolfo Mota Hernández FOTO: VICTOR HGO MORENO/FOTOVER.
*Fue denunciado de fraude por venta de terrenos
*Metió en nómina de la SEV a toda su parentela

Carlos Jesús Rodríguez Rodríguez / APADRINADO POR su eterno protector Emilio Gamboa Patrón, o al menos eso difunde en decenas de llamadas a dizque seguidores para anunciar “la nueva buena”, Adolfo Mota Hernández, con señalamientos de corrupción al finalizar el sexenio de Javier Duarte de Ochoa donde fungió como Secretario de Educación y Cultura, y quien prestaba su residencia al ex Fiscal destituido, Jorge Winckler Ortiz en el fraccionamiento Club de Golf de Emiliano Zapata para no ser molestado, anuncia que será el candidato del PRI a la diputación Federal por Xalapa rural, una zona que desconoce por completo, a la que podría arribar gracias a que su partido no cuenta con abanderados, o al menos eso dice el también ex dirigente priista que en 2019 era acusado de participar en un fraude a familias de la localidad Tecoxolco municipio de Coatepec, por lo que incluso hay una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra la asociación civil “Congregaciones Colonias y Municipios Unidos” (Ccomun), en la que señalan a Mota Hernández, exsecretario de Educación de Veracruz (SEV) en la administración de Javier Duarte de Ochoa, pues de acuerdo con Arturo Salazar Rivera, abogado de las 840 familias afectadas, de las cuales 300 iniciaron denuncias legales, la organización está integrada por políticos de renombre como Adolfo Mota, pero también se procedió legalmente contra el representante de la asociación, Laurencio Ortiz Solís; Erika Polanco Rivera; Delfino Jiménez Romero y Calixto Polanco. En la denuncia que, por supuesto no prosperó debido a la protección del ex Fiscal Jorge Winckler a Mota Hernández por la fastuosa residencia que le prestaba, y ahora se desconoce porque causas, se establece que hay un fraude contra más de 250 familias por la supuesta compra de lotes de terrenos de 7 por 15 metros vendidos por integrantes de la asociación Ccomun. Dice Salazar Rivera que “vendían los terrenos que no estaban a su nombre y cada semana les pedían cuotas”, situación que comenzó a engendrarse desde el año 2006 “y les pedían dinero para servicios que nunca llegaron y para escrituración, y ya indagando si el terreno que ostentaban era de ellos, resultó que simplemente no lo era”.

SE TRATA de 22 hectáreas, indicaron los afectados el 22 de Febrero del año pasado, cuando se concentraron en la Fiscalía ubicada sobre la avenida Arco Sur de la Reserva Territorial de Xalapa donde, por supuesto, no los recibieron. El terreno tiene un valor de 7 millones 240 mil pesos, pero desde 2006 han pagado un total de 5 millones 500 mil pesos, y por esa razón las familias procedieron con las denuncias y conocer cuál será su situación jurídica y de posesión. En ese contexto, el representante legal, asegura que el plano con el que cuentan los defraudados nunca estuvo autorizado por ninguna autoridad municipal. Los lotes eran vendidos desde 10 mil hasta 20 mil pesos en pagos o de manera íntegra, pero esos predios se revendieron hasta en 90 mil pesos, lo que ha provocado inconformidades entre las familias. Dice Arturo Salazar que algunas personas ya construyeron y a raíz de eso los están amenazando con policías.

PERO MOTA, el intocable, el que solía burlarse de los profesores por instrucciones de Javier Duarte, y que alguna vez tuvo en su despacho todo un día a una maestra que ganó un laudo, y a la que le adeudaban dos años burlándose de su buena fe, ahora quiere ser diputado Federal, porque dice que su padrino Emilio Gamboa Patrón está por encima de Marlon Ramírez Marín, dirigente Estatal del PRI, y del propio Héctor Yunes Landa que buscaba inducir la postulación de uno de sus seguidores que es dirigente campesino. Como bien se recuerda, el ex diputado Federal del PRI Adolfo Mota Hernández, y el ex legislador del Verde, Edgar Espinoso Carrera laboraron como titular en la Secretaría de Educación de Veracruz antes de llegar a la Cámara Baja, y como Oficial Mayor de la misma dependencia, y tanto el portal Animal Político como la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) documentaron que la Secretaría de Educación de Veracruz realizó pagos por más de 216 millones de pesos a múltiples empresas fachada pertenecientes a la red creada por el despacho del contador Víctor López Gachuz. No hay constancia confiable de que los servicios se realizaran, aunque el dinero sí se transfirió, aseguran. Investigaciones a cargo del gobierno de Veracruz advierten además que Mota Hernández podría haber fungido como supuesto prestanombres para la adquisición de propiedades en los Estados Unidos. En el caso de Spinoso Carrera, este colaboró con el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y devolvió varias propiedades, incluyendo una avioneta y un helicóptero, sin embargo, no está claro si a cambio de ello no se procedió en su contra, mientras que Mota había dado en comodato al Fiscal Jorge Winckler su residencia en El Club de Golf, donde vivió antes de convertirse en prófugo de la justicia.

EN OCTUBRE de 2013, El columnista Miguel Badillo reseñaba en un artículo titulado: “Nepotismo en gobierno veracruzano”: “En las últimas semanas, algunos espacios noticiosos del Estado de Veracruz revelaron un descarado caso de nepotismo del secretario de Educación del gobierno Estatal, que encabeza el priísta Javier Duarte, quien ahora no sólo tiene que atender las justas demandas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, organización que está muy activa en esa entidad, sino controlar a su secretario Adolfo Mota Hernández, responsable precisamente de la educación en Veracruz. En la prensa local se reveló que la esposa, la hermana, los primos y cuñados de Mota Hernández fueron incluidos en la nómina de la Secretaría de Educación de Veracruz. Por ejemplo, su esposa Beatriz Palacios Guzmán, RFC PAG B7603137R1, aparece como profesora de asignatura B de la Escuela de Experimentación Pedagógica Normal, con un salario de 3 mil 524.44 pesos; la hermana del secretario, Lizbeth Mota Hernández, RFC MOHL771008534, es profesora titular C de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana con un salario de 18 mil 655.84 pesos; el cuñado Carlos Edher Pérez López, RFC PELC750702JD7, es prefecto y maestro de educación especial, con dos salarios que arrojan un total de 17 mil 104.78 pesos; un primo, Felipe de Jesús Collinot Mota, RFC COMF811216B89, trabaja como escolta en la Secretaría y tiene asignado un salario por 10 mil pesos. La lista sigue y hay otros seis familiares de Adolfo Mota Hernández, quien ha encontrado en la Secretaría de Educación del gobierno del estado de Veracruz la agencia de colocaciones para toda su familia. Un caso más de corrupción en esa empobrecida entidad”. En fin, ese es Adolfo Mota Hernández, el duartista que le ha dado borrón y cuenta nueva a su pasado, y que con el apoyo de Emilio Gamboa Patrón, según cuenta, será candidato a diputado Federal por Xalapa Rural, pésele a quien le pese. Así las cosas en esta sufrida patria chica. OPINA [email protected]

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

  1. De plano los del PRI no han podido entender que si no ganaron es por corrupción y todavía tienen el descaro de poner gente ya quemada con antecedentes de corruptos así no van a ganar debe ser gente que no tengan cola que le pisen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.