En Nueva Zelanda ministro de Salud dice ser idiota por irse de vacaciones en pandemia; López-Gatell dice que las merecía. El primero renuncia, el segundo se excusa

Nueva Zelanda

En abril de 2020 el ministro de Salud de Nueva Zelanda, David Clark, se fue de vacaciones con su familia a la Playa de Doctor’s Point. Unos días antes, el 25 de marzo David Clark ordenó un confinamiento estricto a los neozelandeses con el fin de contener el avance del coronavirus. Pero el ministro, así como López-Gatell, fue descubierto rompiendo el confinamiento que el mismo impuso. La sociedad neozelandesa se fue contra él, lo que lo obligó a renunciar. Soy un idiota”, dijo de sí David Clark.  

Reconoció que su viaje fue “una clara violación de los principios del confinamiento”. Sin embargo, Hugo López-Gatell se va de vacaciones a las playas de Oaxaca y contesta a los reclamos que le hacen: “No tengo nada que ocultar. Efectivamente fui a la costa de Oaxaca, a la región de Pochutla. Es un sitio hermoso con población muy generosa, muy benévola, y fui a visitar a familiares muy cercanos, a personas muy amigas y estuvimos en una casa particular durante los días de Fin de Año”.  

Si López-Gatell tuviera la dignidad de David Clark, renunciaría. Pero no hay que pedirle peras al olmo, López-Gatell no tiene dignidad, sólo tiene excusas. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.