El origen del Día de los Inocentes; cómo hacer de una tragedia judía un motivo para hacer bromas

Día de los Inocentes
El origen del Día de los Inocentes; cómo hacer de una tragedia judía un motivo para hacer bromas FOTO: WEB
- en Avenida Principal, Carrusel

¿Cómo pasamos de una conmemoración trágica a una celebración lúdica? El día de los inocentes original es la conmemoración por la matanza de niños hebreos que el rey Herodes ordenó con el propósito de quitar la vida a aquel que llegaría a ser Rey de los Judíos. Herodes se enteró de la profecía, sobre todo de la época en que habría de nacer el Mesías y haciendo sus cálculos ordenó que asesinaran a todos los niños menores de dos años. Afortunadamente un ángel avisó a José, esposo de María, para que huyeran hacia Egipto donde estarían a salvo de las intenciones de Herodes. A pesar de ello, la sentencia de Herodes se cumplió y se asesinó a toda una generación de niños hebreos.  

Pues esta trágica conmemoración se fue convirtiendo con el tiempo en una celebración lúdica, donde se agarra de inocente a la persona que se descuide, ya sea pidiéndole algo prestado y no devolviéndolo, o jugarle alguna broma pesada, como la famosa billetera clavada al suelo en los parques de la ciudad. El Día de los Inocentes no es privativo de México.  

De acuerdo con una enciclopedia en línea “en España e Hispanoamérica es costumbre realizar en esta fecha bromas de toda índole. Los medios de comunicación hacen bromas o tergiversan su contenido de tal modo que la información parezca real. Se trata de una libertad que se dan los agentes mediáticos para dar rienda suelta a su sentido del humor, oportunidad que solamente tienen una vez al año”. 

Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, reescrito o distribuido sin autorización.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.